Una joven mujer de 23 años de edad, fue puesta a la orden de la Fiscalía Sexta del Ministerio Público del estado Portuguesa por infringir un castigo que incluyó, la quema de las manos de su menor hijo, hecho ocurrido  en el caserío Mata de Auyama, parroquia Divina Pastora del municipio Guanarito.

Los vecinos denunciaron a la dama ante el Consejo de Protección del Niño Niña y Adolescente, por cuánto una comisión de la policía del estado Portuguesa, acantonadas en dicho municipio, se trasladó hasta el caserío para verificar la información y hacer la aprehensión de la señalada.

Este caso ha causado gran conmoción entre los lugareños, por tal motivo es propicia la ocasión para hacer un llamado a los padres y representantes de que deben cumplir los parámetros establecidos en las leyes  de protección a los niños niñas y adolescentes, dado que este tipo de acciones se siguen viendo con mucha frecuencia en el seno de la familia venezolana.

Afortunadamente el niño se encuentra fuera de peligro y bajo la protección de las autoridades. Es preciso acotar que por razones de ley no se identifica a la dama en cuestión, ni al pequeño de 5 años de edad.

Édgar Alexander Morales

Deja tus comentarios...

Descubre más desde

Suscríbete ahora para seguir leyendo y obtener acceso al archivo completo.

Seguir leyendo