Este martes, el presidente de la Asamblea Nacional, Jorge Rodríguez, acusó a la Misión de Observación Electoral de la Unión Europea (EU) de estar parcializado y de “tomar partido” por una candidatura de cara a las elecciones presidenciales del 28 de julio.

En la sesión ordinaria del Parlamento, el diputado señaló que, por las medidas «hostiles» de la comunidad política, el ingreso de una comisión para los comicios presidenciales se hace «materialmente imposible» por considerarlo «ilegal».

«Qué vergüenza que un continente que sentó las bases del renacimiento científico y de la creación artística de siglos anteriores, ahora sea eso, una completa ausencia de humanidad (…) No sé cómo es en Europa, pero en Venezuela las leyes se respetan, y como en toda casa, las normas que se respetan son las normas del anfitrión», aseguró.

Aseguró que es una «burla» el levantamiento de la sanción al presidente del poder Electoral, Elvis Amoroso, y afirmó que su comunicado, emitido el pasado lunes, es un acto de honra y de respeto hacia el país. «Venezuela no se rinde ante nadie. Venezuela no se arrodilla ante nadie. (…) Quedó perfectamente que nosotros íbamos a resistir, y que lo íbamos a vencer», aseveró.

Señaló que el informe de la comisión «no puede» ser veraz debido a que el bloque no respeta el principio de imparcialidad; por ello, pidió solicitarle al poder Electoral que deje sin efecto la invitación que se le hizo a la Misión de Observación Internacional de la UE.

Deja tus comentarios...

Descubre más desde

Suscríbete ahora para seguir leyendo y obtener acceso al archivo completo.

Seguir leyendo