Pekín prometió este miércoles «contramedidas» a empresas estadounidenses en respuesta a las sanciones que Washington impuso a instituciones chinas por estar presuntamente relacionadas con el globo «espía» que sobrevoló EEUU el pasado día 4.

«La aeronave civil china que entró en el espacio aéreo de EEUU lo hizo por error, pero Washington reaccionó de forma exagerada, usando este asunto como excusa para sancionar ilegalmente a empresas e instituciones chinas. China se opone firmemente y tomará represalias contra aquellas entidades estadounidenses que dañen nuestra soberanía y seguridad», indicó hoy en rueda de prensa el portavoz de Exteriores, Wang Wenbin.

El funcionario se refería a las sanciones que anunció el viernes el departamento de Comercio estadounidense contra seis empresas aeroespaciales chinas por su supuesto apoyo a un presunto programa de globos de reconocimiento del Ejército chino.

«También hemos dicho que, desde mayo del año pasado, al menos diez globos estadounidenses sobrevolaron el espacio aéreo chino, y esto incluye a las regiones de Xinjiang, del Tíbet y otros lugares. China ha explicado que su aparato civil entró por error en su espacio aéreo, pero ellos no han explicado por qué sus globos entraron en el nuestro sin tener aprobación», argumentó Wang.

Según el portavoz, «EEUU está propagando información falsa» sobre este episodio: «China ha tratado este asunto con responsabilidad y con calma, pero Estados Unidos tiene todavía que dar explicaciones».

«Tienen que reflexionar un poco, dejar de atacar a China y dejar de engañar a los estadounidenses y a la comunidad internacional», aseveró.

No obstante, Wang no detalló qué empresas serían sancionadas ni en que consistirían las represalias.

Estados Unidos abatió el pasado 4 de febrero un globo «espía» chino frente a las costas de Carolina del Sur, y en los últimos tres días ha derribado otros tres objetos voladores en su territorio y Canadá, de los que de momento no ha podido confirmar su origen.

El Gobierno estadounidense ha acusado a China de desarrollar un programa militar de espionaje a través de globos enviados a 40 países de los cinco continentes, por lo que el secretario de Estado de EEUU, Antony Blinken, canceló un viaje previsto a Pekín.

Por su parte, el Gobierno chino aseguró que el primer objeto derribado era un globo meteorológico que se desvió de su trayectoria y ha denunciado que al menos diez globos estadounidenses han sobrevolado China en el último año, algo que EEUU. niega.

Deja tus comentarios...

Descubre más desde

Suscríbete ahora para seguir leyendo y obtener acceso al archivo completo.

Seguir leyendo