• 08/19/2022 10:25 AM

Portuguesa Al Día

1 Millón de Visitas en 2022

Detenido exjuez por liderar banda de trata de personas y explotación sexual de menores

El exjuez de Carabobo, Naury David Briceño Castellanos, de 50 años, fue detenido por funcionarios del Cicpc, señalado de liderar una banda de trata de blancas y explotación sexual de menores en el estado Nueva Esparta.

La detención la realizaron efectivos de la Delegación Municipal Puerto La Cruz, el pasado jueves cuando intentaba llevar a una adolescente de 16 años a la entidad donde tiene su operación.https://dab194bcd063910a0a3e8506b8096d67.safeframe.googlesyndication.com/safeframe/1-0-38/html/container.html

El abogado quiso abordar una de las embarcaciones de Conferry, aprovechando su investidura de jurista para evadir los primeros controles de seguridad de la empresa, como lo hizo en al menos 25 alcabalas de la nación, según detalló el cuerpo detectivesco y reseñó El Universal.

En el procedimiento los uniformados incautaron un Chevrolet Épica gris, placas, AGT77L, donde hallaron seis teléfonos y una laptop pertenecientes al detenido, además de la documentación de la víctima que iba con él.

Se conoció que el presunto delincuente se presentaba en la red social Facebook como un adolescente de 14 años, para captar a las jovencitas. Tras ganar su confianza y enamorarlas obtenía su número de teléfono e iniciaba investigación de su entorno. Las convencía de irse de su casa y concretar el encuentro con él.

Osky Moncayo, inspector jefe y coordinador de Investigaciones de la delegación municipal Puerto La Cruz, y Carlos Goitía, jefe de brigada, rescataron a la víctima y procesaron la detención de Briceño en una operación ordenada por Caracas, pero iniciada en Maracaibo.

Briceño manifestó a los detectives que, además de abogado, ocupó cargos de juez en Carabobo, y fue explosivista de la extinta Disip por 20 años. Las experticias indican que ciertamente ocupó la magistratura provisoria del Juzgado 8° de Protección en el estado Carabobo.

Se conoció que el abogada acostumbraba a despojar a sus víctimas de sus documentos personales y sus teléfonos. Luego compraba dos boletos para adultos, con el fin de evadir las exigencias de Conferry para la emisión de pasajes para menores de edad.

Con información de El Universal

Comparte con un amigo

Deja tus comentarios...