Estados Unidos anunció el jueves un nuevo paquete de ayuda a Ucrania por 2.000 millones de dólares bajo la forma de pedidos a su industria de defensa, a un año del inicio de la invasión rusa.

La nueva ayuda, que no sale de las reservas militares estadounidenses y que por tanto tardará varios meses en llegar a Kiev, incluye munición adicional para artillería y sistemas de cohetes Himars, así como drones, según informó el Pentágono en un comunicado.

Esta tampoco incluye otros equipos militares solicitados por el ejército ucraniano, como aviones caza y misiles de largo alcance.

Estados Unidos, primer donante de Ucrania, ya ha entregado o prometido más de 32.000 millones de dólares en diversos tipos de armamento a Kiev desde el inicio de la ofensiva rusa, el 24 de febrero de 2022, subrayó el secretario de Defensa, Lloyd Austin.

Otros aliados de Ucrania han desbloqueado más de 20.000 millones de dólares en total, precisó el funcionario.

Vladimir Putin «pensaba que las defensas de Ucrania colapsarían, que la determinación de Estados Unidos se debilitaría y que el mundo voltearía la mirada. Se equivocaba», agregó Lloyd.

«Un año después, los corajudos defensores de Ucrania no se han debilitado, tampoco nuestra determinación de apoyarlos por el tiempo que sea necesario».

A lo largo de meses, los estadounidenses han escalado su asistencia militar hacia equipos más pesados y sofisticados. Al inicio misiles antitanque, luego baterías de artillería de precisión, blindados ligeros, y finalmente tanques pesados Abrams.

Durante una visita sorpresa el lunes a Kiev, el presidente de Estados Unidos, Joe Biden, anunció otro tramo de ayuda por 500 millones de dólares, en especial municiones de artillería y sistemas antiblindaje tomados de las existencias del ejército estadounidense, y por tanto disponibles rápidamente.

 

Deja tus comentarios...

Descubre más desde

Suscríbete ahora para seguir leyendo y obtener acceso al archivo completo.

Seguir leyendo