Como quisiera preguntarte como estas o es un placer volverte a escribir cuando no es así, tu has causado dentro de mí lo que científicamente es conocido como el Big Bang, es cómo los astrónomos explican la forma en que comenzó el universo. Es la idea de que el universo comenzó como un solo punto, luego se expandió y se estiró para crecer tanto como lo es ahora, ¡y todavía se está extendiendo!

Tal efecto es la causa de no encontrarte físicamente con nosotros, en mi por ejemplo fuiste la primera de mis hijas ese punto de arranque de todo mi universo en causar el efecto de la felicidad, del conocimiento, de la lucha inagotable y del amor infinito y ahora haz vuelto hacer historia en mi vida al ser la primera en causar todo aquel efecto a lo inverso ese mismo punto que adsorbe mi universo.

El dolor es inagotable, eres cada paso que doy y en mi mente retumbándome tus recuerdos preguntándome que me dirías tu al saber como me siento, mi mundo es zombi, existiendo sin existir, si fuera yo el que no estuviera físicamente tal vez tu estarías sufriendo al igual que yo porque sé que amaste y aun me amas con todo tu corazón.

Hija, siempre te he dicho no tengo nada que lamentar porque siempre he dado lo mejor de mi para ustedes, pero contigo compartí y viví más, no es fácil buscarte y no encontrarte, no es fácil ver tus hijas crecer y ser tan idénticas a ti, quisiera que volvieras y no solo en mis sueños como lo hiciste anoche, quisiera que volvieras y calmaras esta angustia de quererte y no tenerte.

Hija, espero que me entiendas que lo que escribo es lo que ayer conversamos, por supuesto que agradezco que tus abrazos y tus besos reconforten mis fuerzas, que nuestras conversaciones alrededor de esa quebrada cristalina donde siempre termino despidiéndote me regresan las ganas de seguir adelante, pero entiéndeme ¿qué miedo de perder puedo tener yo cuando he perdido una hija? Ya el miedo a perder lo perdí hace cinco años atrás cuando me dejaste y solo me que arriesgar todo por el todo si me caigo volver a comenzar, pero nunca me rendiría.

Hija, ojala todos los padres fueran como la mayoría de las madres que aman sin medidas, que no se pierden un instante del crecimiento de sus hijos, si así fuese no existiría tanta maldad en el mundo y solo los que siempre estamos ahí sabemos el amor infinito que causa una sonrisa inocente y un consejo que te puede dar un hijo o hija, fíjate lo que sucede con todos nosotros los padres cuando perdemos a un hijo o hija, ni el libro mas sabio como lo es la biblia te da una respuesta como llamar el dolor causado, al que pierde una esposa o esposo es viuda o viudo, el que pierde a sus padres es huérfano, pero al que pierde una hija o un hijo ¿cómo se le llama? Solo quienes pasamos por este camino lleno de espinas que perforan a diario nuestras heridas sabemos que es un dolor interminable y una cruz que llevaremos siempre a cuesta hasta los últimos días de nuestra vida, aun en medio de sonrisas fingidas porque después que baja el telón de nuestra obra teatral ante los demás volvemos a ser aquel cuerpo sin alma.

Mami, solo se que sin ti muchas cosas han cambiado en mí, ahora trato de vivir sin medidas, de amar lo que me rodea y disfrutar lo que me queda, y aun así tu siempre ocasionaras ese Big Bang en mi vida. –

Chao mami que Dios te siga guiando, te amo y Dios te bendiga.

 

Junio 2023.

Deja tus comentarios...

Descubre más desde

Suscríbete ahora para seguir leyendo y obtener acceso al archivo completo.

Seguir leyendo