Por Froilan Sanchez

El consejo legislativo del estado Portuguesa, ha sido devorado por la anarquía, la arbitrariedad y el nepotismo. Todo producto de la carencia de autoridad y abandono del cargo de presidente del órgano estadal, por parte de la legisladora María Gabriela Gil, quien se encuentra muy ocupada ejerciendo múltiples funciones en el gobierno de su marido, dejando a la deriva el segundo poder en el estado.
Tal es el grado de desorden, que en medio de las diferencias y el malestar un director casi se va a puño limpio contra el despótico jefe de personal Amilkar Sanoja. habiendo llegado al extremo de que varios directores han presentado la renuncia a sus cargos.
Sanoja es esposo de Mariut Rangel, actual jefe del despacho de la presidencia, ambos traidores de la fórmula de Antonia Muñoz en las pasadas elecciones regionales del 21 de noviembre del año pasado, donde Mariut fue candidata a legisladora de La Negra y Amilkar perteneció a su comando de campaña, pero ahora con el supuesto apoyo de la legisladora presidente, marido y mujer se han dedicado a asumir atribuciones no inherentes a sus cargos y atropellan impunemente a todo el personal e incluso a quienes tienen cargos jerárquicos superiores.
La mayoría de los directores, por no decir todos, han manifestado su repudio y desacuerdo a la manera actual de gerenciar el CLEP, recordando que mucho de ellos tienen entre 10 y 20 años de servicio y que sus puestos se los han ganado a fuerza de conocimiento y trabajo.
En un año de gestión, el CLEP tiene el peor desempeño de toda la historia desde su creación, ninguna ley nueva aprobada, una reculada con el adefesio de la ley tributaria del estado, 11 créditos adicionales o tal vez unos pocos más, 8 sesiones y un descontento generalizado en el personal por el incumplimiento de pagos contractuales. Muy mal average, sobre todo para un organismo que se consume anualmente un billetal que equivale al 3% del presupuesto del estado.
Con razón no hay plata, si se malgasta de esta manera.

Deja tus comentarios...

Descubre más desde

Suscríbete ahora para seguir leyendo y obtener acceso al archivo completo.

Seguir leyendo