Una pareja sale de compras hoy en la ciudad de Tijuana en Baja California (México). EFE/Joebeth Terriquez

El paso de la tormenta tropical Hilary, que tocó tierra dos veces en México, el domingo, una como huracán categoría 1, ha dejado hasta ahora cuatro muertos: dos en la fronteriza ciudad de Tijuana, estado de Baja California, uno en Baja California Sur y otro en Sinaloa, notificaron autoridades este lunes.

La primera víctima tuvo el pasado viernes en Navolato, en el norteño estado de Sinaloa, después de que su camioneta fue arrastrada por las inundaciones a causa de la lluvia. Su cuerpo fue localizado a varios kilómetros.
 
En Mulegé, en el norteño estado de Baja California Sur, el domingo una corriente de agua arrastró un vehículo hacia el mar en el que viajó una familia, uno de sus cinco miembros falleció.

Arrastrados por la lluvia
Por otra parte, el paso de Hilary por la ciudad fronteriza de Tijuana, en Baja California, ha dejado, hasta el momento, dos personas fallecidas a consecuencia de las lluvias constantes que se dieron durante todo el domingo y la madrugada de este lunes.

 
Autoridades municipales así lo informaron en distintos comunicados, detallando que una de las personas fallecidas fue una joven mujer en un accidente de tráfico que se dio la tarde del domingo bajo la lluvia, quedando prensada en su automóvil. 
 
La otra persona fue un hombre que salió a pescar al mar y derivado de las condiciones climáticas, la corriente lo arrastró al interior perdiendo la vida, su cuerpo fue encontrado la mañana del sábado en la costa de Playas de Tijuana. 
 
Tormenta dividida 
Rafael Carrillo Venegas, director de Bomberos de Tijuana, dijo que, pese a esas afectaciones, la gravedad del paso de la tormenta tropical no fue tan grave como se esperaba, debido a que “afortunadamente se fracturó y se dividió en dos partes y nosotros nos quedamos como a la mitad de esta tormenta”. 
 
Explicó que esto sucedió principalmente porque la zona alta de la sierra ayuda a disipar los vientos que vienen del Pacífico, además de que las temperaturas que se dan en esta región del norte propician que no se potencialicen esas ráfagas de viento.
 
El presidente, Joe Biden, ha declarado que se mantiene «al tanto» de la tormenta y que su Administración ha proporcionado una «ayuda inmediata» al estado de California para afrontar la emergencia. Entre las medidas anunciadas se encuentra el uso de personal y el enviado de suministros a las comunidades que se encuentran afectadas.  

Deja tus comentarios...

Descubre más desde

Suscríbete ahora para seguir leyendo y obtener acceso al archivo completo.

Seguir leyendo