Un total de 24 camiones cargados con alimentos, agua y suministros médicos entraron hoy en la Franja de Gaza a través del paso egipcio de Rafah, lo que constituye el mayor convoy de ayuda humanitaria que entra al enclave palestino desde que Israel permitiera su acceso controlado la pasada semana, informaron testigos a la agencia de noticias Efe.

Este nuevo convoy llegó a Gaza después de que la mañana de este domingo lo hicieran otro de diez camiones, lo que representa que por primera vez accedieron al enclave dos contingentes en un solo día desde que Israel permitió la entrada de ayuda humanitaria el pasado 21 de octubre.

Con estos 24 camiones, ya son 34 los que entraron este domingo a Gaza tras superar la inspección realizada por las autoridades israelíes en el control fronterizo; si bien todos ellos forman parte de un grupo de 40 de los que todavía quedarían seis por acceder, aunque se desconoce cuándo lo harán.

Este octavo contingente no incluye combustible, elemento vetado por el Estado judío y extremadamente necesario para que sigan funcionando los hospitales, las panaderías y las plantas potabilizadoras de agua.

Con esta nueva tanda de 24 camiones, ya ingresaron de 118 camiones en la Franja de Gaza: 20 tanto el sábado como el domingo pasados; 14 el lunes, ocho el martes, 12 el jueves; otros diez el viernes; diez esta mañana, si bien otros seis camiones siguen en el puesto de control de las autoridades israelíes.

El flujo en cuentagotas de la ayuda humanitaria a Gaza ha generado una oleada de condenas de ONG y de la propia Organización de las Naciones Unidas (ONU), que advierte que la asistencia que entra al castigado enclave es solo “una gota en el océano de necesidades” de la población.

Naciones Unidas además recordó que antes de que empezara la guerra entre Israel y el grupos islamista Hamás, unos 500 camiones de ayuda humanitaria entraban a Gaza a diario, mientras que en esta última semana han entrado una media de 12 por día.

El número de palestinos muertos en la Franja de Gaza por los bombardeos de Israel desde que comenzó la guerra con Hamás el pasado 7 de octubre ha aumentado al menos a 8.005, informó este domingo el Ministerio de Sanidad gazatí.

Israel y Hamás están enzarzados en una guerra desde hace tres semanas, después de que el grupo islamista palestino atacara el territorio israelí y dejara 1.400 muertos, unos 5.400 heridos y 230 rehenes que se llevó a Gaza.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *