El Movimiento Futuro, es una iniciativa que busca involucrar a los movimientos sociales y comunidades en la construcción de propuestas para el desarrollo y entendimiento político y social de Venezuela. La unidad debe trabajar en recoger los problemas locales que afectan la vida diaria de las comunidades, con el objetivo de encontrar soluciones. El proceso se basa en las 7 Transformaciones 7T, Futuro es un movimiento para las mayorías y los humildes del país, independientemente de su preferencia política y en Portuguesa, se han conglomerado diversidad de personas con muchísimas diferencias ideológicas, sociales, credos; pero que tienen su corazón puesto sobre la única tierra que nos pertenece a todo, la más hermosa, la más maravillosa, rica y productiva que no es otra, que nuestra tierra venezolana.

Qué nos une a los que integramos este movimiento en el estado Portuguesa pues lo principal, es la extraordinaria labor que están ejerciendo los 10 alcaldes de la revolución bolivariana en el estado, por supuesto nos une el excelente trabajo que está realizando el gobernador Primitivo Cedeño; si alguien quiere hablar del gobierno pues que hable, cada quien tiene derecho a pensar lo que quiere pero, nosotros en Portuguesa estamos claros que ni la misma oposición puede decir que la gestión del gobernador Cedeño ha sido nefasta, solo aquellos necios siguen insistiendo en decir cosas que no son verdad pero, allá ellos pues, la mayoría del pueblo de Portuguesa simplemente salen en las noches y ven las avenidas limpias, alumbradas, ven seguridad en el estado, notan que las calles y avenidas principales ciudades tienen su asfalto, tienen su pintura en los brocales, en algunas avenidas hay ojos de gatos, los semáforos funcionan y un sinfín de obras de servicios básicos que ahora llegan a las comunidades, como el agua, la luz, el servicio de agua, CANTV y eso hay que celebrarlo, ¡que se va la luz!, si coño, se va; pero mentándole la madre al presidente no va a regresar, mucho menos si se la mentamos a Baiden, para solucionar ese problema, debemos mirar al Futuro, trabajar juntos, dejar de lado nuestras diferencias, y convencer a los dueños del país, que somos nosotros… que la única vía posible para seguir creciendo como nación, es elegir a Nicolás Maduro Moros, presidente de la república. El trabajo no es convencer al radical político, el radical está equivocado, el trabajo es convencer al indeciso, argumentar, oír, ese es el trabajo.

Dicho todo esto, ya saben ustedes que Carlos Gutiérrez, conocido dirigente político de la entidad, decidió irse con el Movimiento Futuro a apoyar al presidente de la república Nicolás Maduro y el 28 de Julio, bueno sufragará por la revolución bolivariana. Mis respetos para Carlos, como cosa rara, la odiosa derecha radical de RRSS le cayó a palos, mientras que desde  las filas del chavismo, recibió respeto y reconocimiento.

Movimiento Futuro
Dr. Armando Allen, renunció a Copei y se incorpora a Futuro

Lejos de espantar a otros dirigentes que quisieran incorporarse al trabajo por el país, cada día se suman más. Y les tiro un bombazo. Armando Allen; presidente del Partido Copei con Tarjeta, el mismo que le correspondería encabezar la lista para las elecciones legislativas nacionales, es decir, para la Asamblea Nacional, por Portuguesa, con posibilidades claras de ganar una curul en la Asamblea Nacional, el próximo año, o cuando toquen, acaba de renunciar a su partido y ahora está en las filas del movimiento Futuro en el estado Portuguesa. Mis respeto para Armando Allen.

 

 

 

Les cuento además que se vienen otras renuncia, se sorprenderá….

 

Esto me lo envió un amigo y me pareció interesante compartirlo con ustedes. No es de mi autoría. Ahí les va.

Está pequeña historia de nuestra moneda es maravillosa de LEER, para contárselas a nuestros nietos

¡ LA… LOCHA !

Entre mis  reminiscencias especiales se encuentra una  moneda ya   inexistente, la locha ,  muy asociada con mis días escolares porque lo que mi mamá  Q.E.P.D, me daba diariamente para la merienda era una locha.

Desde que tengo memoria, recuerdo que en 1972, las monedas eran de cuproníquel como la Puya, con valor de 5 céntimos y la Locha, con valor de 12 ½ céntimos) o de plata como el medio,  con valor de 25 céntimos; el real,  con valor de 50 céntimos, el bolívar, con valor de 100 céntimos, también había la peseta con valor de 2 bolívares y el Fuerte o Cachete, de 5 bolívares).

Siempre me dio curiosidad el valor tan singular de la locha (12 ½ céntimos) y como mi papá sabía mucho de casi todo lo que le preguntara de niño, me explicaba con mucha naturalidad que era la mitad de un medio (Bs 0,25) y que el medio se llamaba así porque era medio real, de manera que una locha era un cuarto de real y por eso le decían también cuartillo.

Mi pregunta siguiente quería encontrar respuesta a por qué la referencia era  el real y no el bolívar completo y él pacientemente me relataba que se trataba de una costumbre que venía desde tiempos de la Colonia; pero, para tratar de rescatar la predominancia del bolívar, me explicaba que la Locha se llamaba así porque como valía un octavo de bolívar y, como anteriormente a un octavo le decían ochavo todavía el diccionario de la RAE incluye esa palabra , a la moneda la llamaban “la ochava” y como al decirlo sonaba “lochava” , para abreviar ese nombre pasaron a llamarla simplemente Locha.

Como dije antes, la Locha también se le llamaba cuartillo pero solamente cuando se juntaba con un real, por ejemplo, era muy común oír decir “real y cuartillo”, es decir 62 ½ céntimos de bolívar. Incidentalmente, recuerdo que en un programa, donde participé como parte del equipo del Colegio, una de las preguntas que pesó para que le ganáramos a nuestros contrincantes fue “¿Cuántos céntimos son real y medio y cuartillo?, a lo que respondimos de inmediato: “87 ½ céntimos” A pesar de su valor tan pequeño,  la Locha, tenía mucha aplicación y de allí han derivado expresiones que aún se usan. He aquí algunos ejemplos: “Pan de a Locha”,  ya que durante mucho tiempo así se le decía a una pieza de pan, de tamaño equivalente a media canilla, también llamado “pan francés”.

“Me cayó la locha”, expresión que hoy se usa para decir me cayó o llegó el sueldo. Para entender su uso original hay que saber que en las fuentes de soda o bares habían unos aparatos llamados Rockolas que tenían un discos de vinil de 45 ½ revoluciones, con las canciones de moda (una por cada lado del disco). Para oír la que uno quería había que meter una Locha y, como a veces no caía bien por la ranura, cuando lo hacía y empezaba a tocar la canción seleccionada se solía exclamar  ¡Me cayó la Locha!

Otro dato curioso era “La pregunta de las 64 mil Lochas”

A principios de la década de los años 1960 hubo un programa de preguntas donde a cada concursante se le formulaban hasta 5 preguntas, la primera de las cuales premiaba con 4 mil lochas (500 bolívares) si decías la respuesta correcta y las preguntas sucesivas con 8 mil, 16 mil, 32 mil, hasta la pregunta final, muchísimo más difícil que premiaba con 8 mil bolívares, es decir 64 mil Lochas. Hoy se usa esta expresión para calificar una pregunta con respuesta muy difícil de obtener.

“En la lucha por la Locha, para comprar la leche”

Así se decía en la década de los 1970, al anuncio por parte de los productores informando que el litro de leche pasaría de costar real y medio a costar real y medio y cuartillo. En aquellos tiempos los precios eran tan bajos y la locha tan útil Muy interesante el tema y me agradó leer esta historia económica de mi país que la comparto con ustedes…

Nos leemos el jueves….

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *