Aparentemente una actuación poco decorosa, se realizó la noche de este miércoles cuando Alex Agrai y su mecánico, fueron a denunciar la desaparición de un motor de una moto,  que estaba siendo reparada en un taller que está ubicado en el barrio Santa Sofía de Acarigua.

El motor  propiedad de Agrai, fue urtado y por eso fueron hasta la policía  por cuanto los funcionarios capturaron al presunto infractor, a quien le dieron “una diabla”,  pero dejaron detenidos a los que avisaron del delito.

Los familiares, han denunciado ante Ministerio Público el hecho, pero la fiscalía solo procedió, según el acta policial que recibió, dejando detenidos a las dos víctimas del hecho.

La identidad del mecánico es Eleazar Aranguren y sus familiares hacen un llamado al fiscal superior del estado Portuguesa a no permitir estos atropellos, porque “desconocemos por qué la policía actúa de esta manera y por tanto, nos vemos en la necesidad de denunciar.

Dijeron además que remitirán el Caso al Fiscal General de la República, porque “tenemos pruebas, de cómo se actuó de manera ilegal contra las victimas del hurto”.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *