¡Madre Locura! Quiero ponerme tus caretas.
Quiero en tus cascabeles beber la incoherencia,
y al son de las sonajas y de las panderetas
frivolizar la vida con divina inconsciencia

Madre locura
— de Arturo Borja —

Lo anterior es un extracto del poema Madre Locura, y quisimos traerla a colación a propósito de la fotografía que hoy pudimos captar en el centro de la ciudad de #Acarigua, de una persona evidentemente con problemas mentales, y qué posa muy a gusto al lado de la estatua del indio Hakarigua.

No haremos como de costumbre, el llamado al alcalde, a los diputados a la asamblea nacional, a los diputados del Consejo Legislativo o al gobernador del estado Portuguesa, no. es muy fácil culpar a otro sin revisarnos nosotros mismos como sociedad. Desde hace mucho tiempo este personaje se encuentra en nuestras calles carente de alimentos, carente de afectos, carente de muchas cosas que afortunadamente nosotros tenemos en nuestros hogares, a lo mejor un techo, una buena cama, el buen sabor de un café, pero como sociedad no reflexionamos que así como él, muchos portugueseños sufren día a día de las vicisitudes de la vida.

Cuando lo vemos en el centro de la ciudad cruzamos despavoridos a la otra acera, cuando lo vemos sentado en un rincón, tomamos fuerte nuestras carteras y las bolsas que llevamos, aseguramos el carro por si «las moscas». ¿Pero quién soy yo?, ¿Quien eres tu?, ¡Juzgar es Pecado! dicen las santas escrituras… Sin embargo lo hacemos a diario.

En Algunos casos deseamos la muerte de un funcionario público porque «Lo Odiamos», y el domingo vamos a misa para «limpiar las almas» y el cura recuerda que los enfermos que reciben los sacramentos, «uniéndose libremente a la pasión y muerte de Cristo, contribuyen al bien del Pueblo de Dios» (LG 11). Cuando celebra este sacramento, la Iglesia, en la comunión de los santos, intercede por el bien del enfermo…

¿Cuándo lo han visto a él en misa?, no sé, pero tal vez es más digno verlo al lado del valiente indio, en su «madre locura».

Édgar Alexander Morales

Deja tus comentarios...

Descubre más desde

Suscríbete ahora para seguir leyendo y obtener acceso al archivo completo.

Seguir leyendo