La Selección española ha debutado en el Mundial de Qatar 2022 con un completo partido ante Costa Rica (7-0) mostrando un gran carta de presentación con la mayor goleada de su historia en un Mundial.

El guion de partido invitaba a un alto dominio de balón ante un equipo encerrado. Quizá por ese motivo la apuesta de Rodri en el centro de la defensa junto a Laporte. España llegaba advertida tras sendos varapalos de Argentina y Alemania. El combinado nacional ha salido al encuentro en la mejor de sus versiones. Dominio, verticalidad y peligro constante en el área de Keylor Navas.

La primera ocasión no ha tardado en llegar. En el minuto 5, Pedri ha filtrado un pase excepcional entre toda la defensa de Costa Rica. De volea la ha enganchado Dani Olmo y su remate ha besado el palo por fuera. El del RB Leipzig no ha perdonado a la segunda. Ha rescatado un balón en el área con un control orientado exquisito y ha definido a la perfección picada por encima de Keylor. Excepcional inicio.

El gol no ha calmado el ansia de la Selección. Han aprendido de los precedentes en este mismo mundial y han seguido decididos a ampliar ventaja. En el 21 Jordi Alba ha llegado a línea de fondo en una jugada que le hemos visto hacer mil veces al lateral. El centro lo ha voleado Asensio en la frontal para cruzarla ante un blandito Keylor y sellar el segundo de los nuestros.

Hacía tiempo que no se veía una versión tan completa de España. No sabemos lo que ha planeado Luis Enrique pero es difícil pensar que algo mejor que lo que estaban haciendo sus futbolistas. La máquina seguía. Querían más.

Deja tus comentarios...

Descubre más desde

Suscríbete ahora para seguir leyendo y obtener acceso al archivo completo.

Seguir leyendo