Zobeida Jiménez, la querendona portugueseña, por más de 40 años luchó contra la monotonía de la muñequería industrial y convirtió su casa en un museo de originales y alegres creaciones.

Zobeyda, «La Muñequera», nació en Píritu, estado Portuguesa, el 2 de febrero de 1942. Se despidió de la vida terrenal justo el día en que cumplía 70 años de edad en el año 2012. Falleció producto de un infarto que le sobrevino tras someterse a una intervención quirúrgica en Barquisimeto, estado Lara. Desde los años 70 desarrolló una intensa actividad cultural, con presencia en diversas universidades de América y de Europa, donde dictó múltiples talleres manuales y dejó huella de su profunda sensibilidad como creadora, poeta y, especialmente, como muñequera. De menuda figura y ensortijados cabellos, Zobeyda recorrió sonriente el territorio venezolano y viajó a otras latitudes del planeta con cerros de retazos de tela que empleaba para enseñar e involucrar a la gente en la confección de «muñecas liberadoras e inspiradoras», como ella misma les llamaba. Su apellido fue cambiado por su entrañable amigo y también inmortal Alí Primera, quien le compuso la canción Zobeyda, La Muñequera, para dejar sentado que «todas las muñecas de Zobeyda son soldados del amor y de la vida, son guerrilleros centroamericanos despertando a la historia que dormía».

Deja tus comentarios...

Descubre más desde

Suscríbete ahora para seguir leyendo y obtener acceso al archivo completo.

Seguir leyendo