El expresidente de la Federación Española de Fútbol (RFEF), Luis Rubiales, negó este lunes que recibiera dinero «de manera irregular» tras declarar ante la juez que investiga una supuesta corrupción y presuntos contratos irregulares durante su mandato.

«Lo que mantengo y mantendré siempre y estoy convencido de que se acabará haciendo justicia, es que jamás ha habido ningún dinero que se reciba de manera irregular, jamás ha habido ninguna licitación irregular», afirmó Rubiales a la prensa a su salida del juzgado de Majadahonda, cerca de Madrid.

El expresidente federativo añadió haber obrado «con la máxima excelencia y en la búsqueda de la legalidad». Rubiales, que dimitió en septiembre pasado tras el escándalo del beso forzado a la internacional Jenni Hermoso en el Mundial de Australia y Nueva Zelanda, declaró este lunes ante la jueza que investiga presuntos contratos irregulares durante su mandato. Entre los contratos bajo sospecha estarían los relacionados con el traslado de la Supercopa de España a Arabia Saudita o los trabajos de remodelación del estadio de La Cartuja en Sevilla.

«He contestado a todas las preguntas que me han hecho, y si tengo que volver aquí, porque su señoría así lo indica, aquí voy a estar, colaborando. Soy el más interesado en que todo se aclare», afirmó a la prensa. «Hemos hecho una gestión que ahí está a nivel económico, que ahí está a nivel deportivo, creo que muy buena, eso no lo puede poner nadie en duda», declaró a la salida de su declaración en el juzgado número 4 de Majadahonda, en una breve comparecencia sin preguntas.

La juez, Delia Rodrigo, ha permitido a Rubiales conservar su pasaporte, pero le ha ordenado que informe y pida permiso al juzgado si quiere viajar fuera de España. Además, tendrá obligación de comparecer una vez al mes en el juzgado, admitiendo así las solicitudes de la Fiscalía.

Deja tus comentarios...

Descubre más desde

Suscríbete ahora para seguir leyendo y obtener acceso al archivo completo.

Seguir leyendo