La expresión “mano segura no se tranca” es una frase que transmite un mensaje profundo y significativo. Esta expresión, de origen idiomático, hace referencia a la importancia de mantener la firmeza y la confianza en uno mismo, incluso en los momentos más desafiantes.

Según las últimas encuestas, y lo que se difunde a través de las redes sociales el candidato de la unidad secundado por María Corina Machado, Edmundo González Urrutia, parece gozar de una considerable aceptación entre el electorado. Sin embargo, su rechazo a firmar el acuerdo que compromete a los candidatos a reconocer los resultados del Consejo Nacional Electoral (CNE) ha suscitado interrogantes y preocupaciones.

Los votantes deben exigir a los aspirantes un genuino respeto por las reglas del juego electoral, independientemente de los sondeos de opinión o de los pronósticos iniciales.

Por otro lado, ocho candidatos, incluido el aspirante a la reelección Nicolás Maduro Moros, sí han suscrito el acuerdo. Maduro, según sus propias declaraciones, ha emprendido una peregrinación por todo el país, participando activamente en diversas actividades de masas.

Ante este escenario de incertidumbre sobre los resultados de la elección del 28 de julio, surgen múltiples interrogantes en la población. ¿Se podrá mantener la tensa paz que ha prevalecido hasta ahora? ¿Qué pasará con las medidas coercitivas unilaterales impuestas por Estados Unidos y la Unión Europea? ¿Cómo afectará este panorama al crecimiento económico que se ha registrado hasta el día de hoy?

“Mano segura no se tranca” es una frase que nos recuerda la importancia de mantener la firmeza y la confianza en nosotros mismos, incluso cuando enfrentamos situaciones complejas. Lo cierto es que el candidato Nicolás Maduro parece tener bien clara esta premisa y ha intensificado sus esfuerzos para asegurar su reelección a la presidencia de la República Bolivariana de Venezuela.

Sin embargo, la oposición también ha demostrado su determinación por lograr un cambio en la dirección del país. En medio de este escenario político convulso, la población venezolana se encuentra a la expectativa, preguntándose qué deparará el futuro.
En definitiva, será crucial que todas las partes involucradas en el proceso electoral actúen con responsabilidad, transparencia y apego a los principios democráticos para garantizar una transición pacífica y estable, independientemente del resultado final.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Abrir chat
Hola | portuguesaaldia.com La Plataforma Informativa de Portuguesa Pone a tu disposición Los Planes y Servicios de Publicidad

¿En qué podemos ayudarte?