El astro argentino y capitán de la Selección que alzó la Copa del Mundo en Catar 2022, Lionel Messi, afirmó que esa fue «en principio» su última participación en un Mundial, en una entrevista con un medio chino difundida este martes.

«Lo dije algunas veces, yo creo que no (sobre si estará en el Mundial que organizarán conjuntamente México, Estados Unidos y Canadá en 2026), que este fue mi último Mundial (Catar-2022), y ahora iré viendo cómo se dan las cosas pero en principio no creo que llegue al próximo Mundial», declaró Messi en una entrevista en video para el periódico deportivo chino Titan Sports y difundida sobre la plataforma china Kuaishou.

El ganador de siete Balones de Oro se encuentra actualmente en Pekín con la ‘Albiceleste’, donde participará el jueves en un partido amistoso contra Australia, y donde su presencia provoca un amplio entusiasmo popular.

A comienzos de febrero, Lionel Messi ya se había mostrado pesimista sobre una nueva participación en un Mundial. «Por edad, me parece que es muy difícil», había declarado en el periódico argentino Olé.

«Me encanta jugar a fútbol, amo lo que hago, y mientras esté bien y me sienta en condiciones físicas y siga disfrutando de esto lo voy a hacer, pero me parece mucho hasta el Mundial que viene», añadió entonces.

«Más que satisfecho por la carrera» 

En la misma entrevista para el medio chino, Messi se refirió también al galardón del Balón de Oro, para el que parte como uno de los grandes favoritos junto al delantero noruego del Manchester City Erling Haaland.

«Siempre dije que los premios individuales no eran lo que me llamaba, sino que los premios colectivos siempre fueron lo más importante para mí», reveló.

«Y el premio más importante en los últimos tiempos fue la Copa del Mundo, ese es mi mayor premio, y la verdad es que a estas alturas de mi carrera si viene bien, y si no, tampoco pasa nada, y creo que puedo haber conseguido el Mundial, que era lo que me faltaba, estoy más que satisfecho y agradecido por la carrera que tuve, que creo que al final es lo más importante», concluyó el antiguo jugador del París SG y del FC Barcelona.

Los aficionados chinos trataron por todos los medios de acercarse a su héroe, y los boletos para el partido, con un precio de hasta 4.800 yuanes (620 euros; 670 dólares), se vendieron rápidamente.

La estrella argentina, que aterrizó el sábado en Pekín, liderará el jueves a los vigentes campeones del mundo contra los ‘Socceroos’ en el Estadio de los Trabajadores de la capital china, recientemente renovado y con capacidad para 68.000 espectadores.

Deja tus comentarios...

Descubre más desde

Suscríbete ahora para seguir leyendo y obtener acceso al archivo completo.

Seguir leyendo