Moisés Gómez conectó dos jonrones y empujó cinco carreras en el triunfo de Navegantes del Magallanes 12-4 sobre Cardenales de Lara, en el Estadio José Bernardo Pérez de Valencia. Un resultado que da vida al buque y deja en terapia intensiva a la bandada.

Con el triunfo, la galera dejó su récord en 5-6, aún en el cuarto lugar de la tabla de posiciones, a un juego de Tigres -tercero-, pero ahora a un desafío y medio de Leones, en el segundo puesto que ofrece cupo en la Gran Final.

El equipo crepuscular, por su parte, empeoró su registro a 3-8, en el foso, a 3.5 encuentros del Caracas, en buena medida por culpa del regreso triunfal de Gómez a los terrenos para la parte definitoria de la postemporada.

El prospecto no veía acción desde el 15 de diciembre, exactamente hace un mes, cuando expresó que Cardenales de San Luis, su organización en Estados Unidos, le recomendó descansar. Se marchó sin haber conectado vuelacercas en 49 turnos durante la ronda eliminatoria y solo haber empujado tres rayas en 11 encuentros. Una actuación que superó con creces en la tarde-noche carabobeña.

“Descansé un poco como por semana y media. Luego de eso comencé a trabajar de nuevo para volver a estar en forma por cualquier situación que se presentara y estoy acá, muy contento de mostrarle a la fanaticada que sí podemos”, reconoció Gómez a Hugo Guerrero, para Simple TV, tras el último out. “Solo salí a divertirme, a disfrutar de lo que sé hacer”.

Seis de los 11 hits que conectó la artillería naval fueron extrabases. Además del par de cuadrangulares de Gómez, también se fueron para la calle David Rodríguez y Luis Torrens, en una oportunidad cada uno. Entre los tres, fletaron 11 de las 12 carreras locales. Rodríguez sumó un doble y Rainel Rosario otro.

Deja tus comentarios...

Descubre más desde

Suscríbete ahora para seguir leyendo y obtener acceso al archivo completo.

Seguir leyendo