El Gobierno israelí ha aprobado los planes operativos de la anunciada operación militar terrestre en Rafa, en el sur de la Franja de Gaza, que los militares del país hebreo llevarán a cabo sin que la presión de Estados Unidos pueda impedirlo, según ha declarado el primer ministro israelí Benjamín Netanyahu.

Preguntado sobre las causas del retraso de la incursión en Rafa, el jefe de Gobierno señaló que la operación «requiere ciertas preparaciones», informa The Times of Israel.

Actualmente el Gobierno está «preparando los aspectos de evacuación y de ayuda humanitaria».

«Esto no tomará mucho tiempo. Nada nos detendrá, ni EE.UU., ni ninguna otra presión», aseguró, señalando que la destrucción de los batallones de Hamás es «esencial para la victoria», sin la que su país se enfrentará a una «amenaza existencial».

Netanyahu dijo haber trasladado al presidente de EE.UU., Joe Bien, su agradecimiento por el apoyo estadounidense, así como su malestar por la reciente abstención de Washington en la resolución sobre un alto el fuego en Gaza en el Consejo de Seguridad de la ONU, una decisión que calificó de «deplorable».

Biden expresó el 18 de marzo su preocupación por los planes de Netanyahu de llevar a cabo una operación en Rafa, donde se refugian más de un millón de palestinos, lo que a su juicio provocará más muertes de civiles y un mayor aislamiento internacional de Israel.

El jefe del Estado Mayor Conjunto de EE.UU., el general Charles Brown Jr., le transmitió al jefe del Estado Mayor de las Fuerzas de Defensa de Israel, Herzi Halevi, que Washington no aceptaría víctimas masivas entre la población civil, teniendo en cuenta la enorme cantidad de personas fallecidas en el norte y el centro del enclave palestino a causa de la ofensiva israelí, informó el sábado la emisora israelí Kan.

Deja tus comentarios...

Descubre más desde

Suscríbete ahora para seguir leyendo y obtener acceso al archivo completo.

Seguir leyendo