(Cruz Mario Silva).- Siempre he tenido fe en los procesos de diálogos entre el Gobierno del presidente Nicolás Maduro y la oposición venezolana, no por el hecho que los opositores tengan como modo de vida obtener un beneficio económico tras esos acuerdos, para nada, sino por el hecho que la forma de hacer política cambió con la llegada del chavismo al poder. Los que manejan los medios de comunicación antichavistas y especialmente los que manipulan las redes sociales (redes de difusión), no se cansan de burlar y ofender a Maduro, lo mínimo que le han dicho es burro y he aquí la demostración más clara como la luna y absoluta que mi comandante Chávez no se equivocó al dejar al frente de la presidencia al conductor de triunfos: Nicolás Maduro; claro, él se ha rodeado de personas con alto perfil intelectual e inteligencia -aunque a mí no me gusta alabar a nadie por aquello de “alábate pato que ya te mato”, recordemos al compadre Rosendo en tiempo del comandante y a Tareck El Aissami, en estos días- pero reconozco en Jorge Rodríguez,  Diosdado, Cilia Flores, Delcy, Padrino López, mi tocayo Mario Silva y muchos más, que trabajan por el triunfo y consolidación del proyecto socialista en contraparte de los dirigentes de la oposición que tienen sus mañas y siempre andan en la maldad; sin temor a equivocarme la papaupa ahí es Mari-Cori, aunque también Delsa Solórzano, Julio Borges, Antonio Ledezma; la pavosa de Lilian Tintori y su esposo Leopoldo López, como no mencionar al Leopoldo Castillo, el popular matacura, quienes nunca se han cansado de repetir que aquí nunca ha habido bloqueo económico ni bloqueo financiero, que eran vaina del chavismo para burlarse del pendejo. Bueno, resulta que con los acuerdos de Barbados, los EEUU autorizó licencias para comercializar, explorar y cuanta vaina más a PDVSA, otra licencia para el Gas, para la minería y para que Conviasa haga lo propio. Estoy seguro que una de las cosas que emparejará será la actualización de las refinerías petroleras, con lo que los peos de gasolina, gasoil y el consabido bachaqueo de combustible se acabarán. En ese orden de los acuerdos, me alegra que hayan liberados a los políticos presos, en especial a Roland Carreño, miembro activo del CNP Distrito Capital, aunque estamos claro que Roland utilizó su posición como “profesional de la comunicación” para obtener beneficios económicos en tiempos de las guarimbas, esta es la oportunidad perfecta para que la dirigencia nacional y regional de mi amado Colegio Nacional de Periodistas, entiendan que el CNP no es un partido político y si algún colega quiere hacer política partidista, pues que lo haga pero debe deslindar sus ambiciones de ganar un puesto de elección popular con la de comunicador social, debo hacer un inciso histórico acá, hubo medios: televisión, radio, prensa escrita que no supieron diferenciar entre el ejercicio del periodismo y su incursión en la política nacional, de allí la extinta -no otrora- RCTV, la reorganización de la parrilla de Globovisión, el redimensionamiento de lo que fue la Cadena Nacional Belfort (CNB) que pasó a ser una estación de radio como cualquier otra y el cambio de diario a semanario de El Nacional y El universal por nombrar dos. Así que los que vociferaban que aquí no había bloqueo, ni sanciones económicas contra el sistema financiero venezolano, vayan a recoger los vidrios y sean serios.

[email protected],

Cuenta X @periodistacruz,

Facebook cruzmariosilva

instagram @periodistacruzmario

telf.: 04145545584

Araure, 19 de octubre del 2023

 

Deja tus comentarios...

Descubre más desde

Suscríbete ahora para seguir leyendo y obtener acceso al archivo completo.

Seguir leyendo