El presidente de la Federación Internacional de la Cruz Roja y la Media Luna Roja (FICR), Francesco Rocca, renunció tras una polémica en Italia, reveló el jueves la agencia de prensa suiza Keystone-ATS.
Esta renuncia fue anunciada al interior de la Federación, indicó Keystone-ATS, basándose en fuentes convergentes.
Rocca, también presidente de la región del Lazio (centro), cuya principal ciudad es Roma, seguirá en el puesto hasta que una asamblea general extraordinaria elija a su sucesor, indicó un portavoz de Keystone-ATS.
Interrogada por AFP, la FICR no respondió por ahora.
Como presidente de derecha de la región del Lazio, Francesco Rocca retiró su apoyo a la marcha del orgullo en Roma, la Roma Pride.
En un comunicado declaró que el nombre de la región «no puede ser, y no será nunca, utilizada para apoyar acciones que buscan promover comportamientos ilegales», especialmente la gestacion subrogada (GPA).
El presidente de la FICR afirma que su decisión de irse no está relacionada particularmente con este caso.
Pero en un correo a los 192 miembros y al secretariado, Rocca expresa su «gran tristeza» y dice querer «proteger a la organización».
Desea evitar posibles «manipulaciones» de sus decisiones como presidente de Lazio que puedan afectar a la institución internacional.
Rocca, de 53 años y quien está en su segundo mandato en la dirección de la FICR, fue reelegido en junio de 2022. Este año fue además elegido como jefe de la región de Lazio con el apoyo de la coalición de la primera ministra italiana Giorgia Meloni, que defiende los valores familiares «tradicionales».
El partido de extrema derecha de Meloni, Fratelli d’Italia, propuso una ley que busca ampliar la prohibición actual de la maternidad subrogada a los italianos que vayan al extranjero a buscar una madre portadora.
La región de Lazio considera que las posiciones públicas de los organizadores de la Roma Pride, con llamados a favor de los derechos de las parejas homosexuales para adoptar niños o acceder a tratamientos de fertilidad, así como a favor de la maternidad subrogada, «violentan las condiciones» de un posible apoyo de la región.
El alcalde de izquierda de Roma, Roberto Gualtieri, condenó la decisión de la región de Lazio.

Deja tus comentarios...

Descubre más desde

Suscríbete ahora para seguir leyendo y obtener acceso al archivo completo.

Seguir leyendo