Rosalía sale «coroná» de París con un espectacular desfile de Louis Vuitton

Con un miniconcierto en el que sonaron sus más recientes éxitos, la cantante española Rosalía protagonizó el espectacular desfile de moda masculina de la marca Louis Vuitton este jueves en París.

«Despechá» o «Saoko» se mezclaron con fragmentos del cantante flamenco Camarón de la Isla o de música rai y latina, durante un largo y teatral desfile para el que la marca de lujo francesa no reparó en medios.

Vestida con un enorme anorak acolchado de color blanco hueso, camiseta sin mangas y pantalón deportivo a juego, la intérprete española cantó encima de un enorme coche amarillo, ante una audiencia entusiasta.

El decorado del desfile evocaba el apartamento de un joven negro, que protagonizó un video inicial. Un chico que sueña con viajar y diseñar.

A partir de ahí, el desfile otoño/invierno de Louis Vuitton arrancó con una pasarela en la que se sucedieron los abrigos de talla XXL, las capuchas de cuero, las chaquetas ceñidas a la cintura y hasta los trajes hechos de papel.

Los bolsos y maletas aparecían acolchados, algunos desbordantes de papeles y sueños.

Los trajes son amplios, inicialmente de tonos grisáceos, para luego dar paso al color vino, los estampados, incluido el camuflaje militar, declinado con variaciones de colores.

Destacaban los estampados de puntos elaborados en colaboración con el artista japonés Yayoi Kusama.

Los modelos pasaban y garateaban en las paredes del escenario, mientras que Rosalía alternaba fragmentos de «Motomami», que le supuso el Grammy Latino al mejor álbum el año pasado, con música de otros intérpretes.

Rosalía es una de las cantantes más en boga internacionalmente, con una mezcla de flamenco, rap y pop, español e inglés que le ha abierto mercado en todo el mundo.

La joven cantante (30 años) es también conocida por sus incursiones en otros campos artísticos, como la moda o el cine.

Sin director artístico para sus colecciones masculinas desde noviembre de 2021, con el inesperado fallecimiento del estadounidense Virgil Abloh, Louis Vuitton apeló a un colectivo de creadores para esta colección.

Los cineasta Michel y Olivier Gondry, el estilista Ibrahim Kamara, nombrado recientemente al frente de las colecciones de Off-White, o el fundador de la marca KidSuper, Colm Dillane, formaron de este proyecto multidisciplinario, una estrategia creativa que le gustaba a Abloh.

 Issey Miyake, el rey del pliegue 
El desfile de Louis Vuitton, una de las marcas insignia del poderoso grupo LVMH, fue el punto culminante de una jornada de la Semana de la Moda masculina alterada por una huelga nacional en Francia, a causa de una reforma de pensiones.

Algunos desfiles fueron cancelados. Otros, como el de la casa Issey Miyake, se llevaron a cabo también con la colaboración de artistas en directo, en ese caso acróbatas.

El japonés Issey Miyake es conocido por su maestría con el uso del pliegue para sus colecciones, tanto femeninas como masculinas.

Su hallazgo le permite dar una amplia libertad de movimientos al hombre, al mismo tiempo que permite al diseñador fantasear con formas geométricas que estructuran las siluetas.

Miyake convocó a seguidores y prensa en el Palacio de Tokio, el mayor centro de arte contemporáneo de Europa, y alternó el desfile tradicional con una instalación video inmersiva en blanco y negro, creando ilusiones ópticas para modificar la percepción de la gravedad.

Un grupo de acróbatas ejecutaban números circenses ataviados con vestidos de color gris y de infinitos pliegues.

La colección otoño invierno de Issey Miyake es «un estudio sobre el triángulo y las formas geométricas simples que evolucionan para crear formas complejas», indicó la casa de modas en su nota de prensa.

Las chaquetas triangulan efectivamente al modelo, aunque redondeando los ángulos. Los abrigos son anchos, jugando con la misma figura geométrica.

Los colores son vivos y básicos –verde, rojo, naranja– a los que sobreimpone estampados.

Deja tus comentarios...

A %d blogueros les gusta esto: