Clíver Alcalá, exgeneral venezolano estrechamente vinculado al fallecido presidente Hugo Chávez, fue condenado este lunes en Estados Unidos a 21 años y dos tercios de prisión por suministrar armas al grupo rebelde Fuerzas Armadas Revolucionarias de Colombia (FARC).

Alcalá, de 62 años, se declaró culpable el pasado junio de dos cargos de suministro de apoyo material a un grupo terrorista y transferencia ilícita de armas de fuego.

Los abogados de Alcalá instaron al juez a considerar la ruptura del exgeneral con el gobierno de Maduro en 2013 y su papel en la organización, desde la vecina Colombia, de un fallido impulso para derrocar a Maduro en 2020.

Los fiscales dijeron que las acciones de Alcalá desde 2013 no justificaban la indulgencia.

Deja tus comentarios...

Descubre más desde

Suscríbete ahora para seguir leyendo y obtener acceso al archivo completo.

Seguir leyendo