Taiwán vivió uno de sus peores momentos tras un terremoto de magnitud 7,4, dejando edificios colapsados, 700 personas heridas y hasta el momento 9 fallecidos.

Según cuenta el piloto venezolano, Howard Birkbeck, estaba preparándose para iniciar un vuelo cuando comenzó a sentir el fuerte movimiento telúrico, asegura que «se sintió como cuando vas en un bus y empieza a pasar por huecos y baches muy rápido que te bambolea hacia todos lados».
Sin embargo, expresó que los habitantes están tan preparados para este tipo de fenómenos que supieron mantener la calma, tildándolo de «sorprendente», pues ha sido una población que se ha preparado para la prevención de desastres.
En entrevista con la periodista Shirley Varnagy, explicó que ante estas situaciones «nadie grita, nadie corre, porque la gente está preparada».
Otro venezolano que vivió esta tragedia fue el Dr. Nahem Reyes, quien aseguró que sintió otras replicas del mismo sismo en Taipei, pero que pese a esto se ha restablecido el transito y la apertura de los comercios.
Este es el mayor terremoto en la historia de Taiwán en 25 años, después del de magnitud 7,6 en 1999.

Deja tus comentarios...

Descubre más desde

Suscríbete ahora para seguir leyendo y obtener acceso al archivo completo.

Seguir leyendo