El vocero presidencial de Argentina, Manuel Adorni, ofreció la primera conferencia de prensa del nuevo Gobierno y ratificó los lineamientos que tendrá la administración de Javier Milei, que comenzó el domingo y terminará en diciembre de 2027.

«Ayer quedó claro al menos el trazo de lo que van a ser estos cuatro años de Gobierno: terminar con esta Argentina de decadencia, terminar con el 45 % de pobres, con una inflación que nos acompaña en esta última etapa desde hace 21 años», afirmó en la Casa Rosada, sede presidencial.

También señaló que los problemas que padece Argentina han sido generados por la clase política, pero que ahora la decisión del presidente es dar inicio a un país distinto, en donde se valore el mérito y no haya indigencia, pobreza ni salarios bajos.

«Vamos a cambiar el contrato social para que haya respeto a la ley, las libertades individuales y la propiedad privada. Está claro que se vienen tiempos de cambio que serán complejos», explicó.

La principal batalla, añadió, se dará con respecto al crecimiento de la economía, para lo cual es necesario resolver problemas estructurales en términos de política fiscal.

«Gastar más de lo que se tiene se terminó. ‘No hay plata’ no es una frase hecha, se va a respetar a rajatabla el equilbrio fiscal», dijo al referirse a una de las consignas más repetidas por Milei antes y durante su toma de posesión.

Recortes
Adorni anunció que el ministro de Economía, Luis Caputo, dará a conocer mañana, en conferencia de prensa, las medidas económicas que tomará el Gobierno en esta primera etapa y sobre las cuales hay fuertes expectativas.

Por otra parte, ratificó que habrá recortes de empleados en el sector público. «La gran mayoría de gente que trabaja en el Estado es válida, es necesaria, pero muchas veces ha sido dejada de lado. Lo que vamos a combatir es lo que se denomina el empleo militante y político», advirtió.

El domingo, horas después de asumir, Milei firmó su primer Decreto de Necesidad y Urgencia, que rediseña por completo la estructura de Gobierno.

Uno de los aspectos más sobresalientes es que recortó de 18 a nueve los ministerios, de esta forma, solo quedarán Capital Humano, Cancillería, Economía, Interior, Infraestructura, Justicia, Seguridad, Defensa y Salud, además de la Jefatura de Gabinete.

El decreto también autoriza al ministro de Economía a intervenir, cerrar, liquidar, privatizar, fusionar, disolver o centralizar decenas de empresas del Estado, entre las que se incluyen los medios de comunicación públicos.

Además, el presidente firmó un decreto para modificar una normativa anterior que impedía designar a familiares cercanos en cargos públicos. De esta forma, logró nombrar a su hermana Karina Milei como secretaria general de la Presidencia.

Deja tus comentarios...

Descubre más desde

Suscríbete ahora para seguir leyendo y obtener acceso al archivo completo.

Seguir leyendo