Como dice el adagio popular: sobró sanar para rascarse. El estado de abandono y miseria en la que se encuentran las diferentes comunidades de Acarigua, no justifica para nada el dineral que se gastó en el “rumbón” que hizo el secretario de gobierno y también candidato del PSUV en Páez Rafael Torrealba.

La denuncia la plantea Lucia Watfie, candidata a concejal por la unidad en Páez, quien destaca que la indiferencia una vez más se hizo presente, el show de baile entre Primitivo y “Yo no fui” fue para coger palco. Pan y circo. Es contradictorio comprender como hay dinero para este tipo de actos proselitistas, más no para comprar los repuestos para reparar un pozo de agua o en su defecto poner en funcionamiento un camión compactador de basura para mejor este tipo de servicios públicos.

Watfie resaltó que sin dudas, no tienen paz con la miseria lo único que los mueve es perpetuarse en el poder al costo que sea. Semejante desfachatez. Mientras el atraso y la pobreza se acentúa producto de tanta incapacidad a estos seres que hoy ostentan el poder se les ocurre subirle la intensidad al bombinche y hacerse de la vista gorda con el mayor caradurisno del mundo. El “yo no fui” la botó de home run

He aquí -dice Watfie- el gran detalle de permitir prolongar la burla y la indiferencia contra una ciudadanía que lo único que anhela es vivir con mejores condiciones de vida. Ya basta de tanto irrespeto y de este tipo de actos que a la final deshonra la idiosincrasia de un pueblo noble y trabajador.

Por consiguiente, es determinante propiciar un cambio político verdadero. Un cambio político que le vuelva la esperanza y dignifique la condición de vida de todos los habitantes de Acarigua y resto de las parroquias del municipio Páez. Son muchos años en el poder sin dar la talla, puro bombiche y corrupción desmedida. Seria bueno saber de donde salió el dinero que cubrió dicho rumbon.

Finalmente, invito a la ciudadanía a no caer en este tipo de maniobras ya utilizadas en tiempo de campaña electoral para dar la sensación de alegría en el pueblo. Es clave romper con el conformismo y el chantaje. Existe una gran decepción, frustración contra quienes hoy desgobiernan esta localidad (psuv) y la misma debe transformarse en caldo de cultivo para generar el cambio político real, distinto, con gente honesta y capaz como Edgar Rivero abanderado de la MUD – Unidad y su equipo ganador de concejales en el municipio Páez. Esta tierra tiene doliente, tiene como salir de esta barbarie. Es hora de apostar sin miedo a la inclusión y futuro seguro.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *