Al menos 157 personas murieron y más de 140 resultaron heridas por un terremoto de magnitud 5,6, según el Servicio Geológico de Estados Unidos (USGS), que azotó el oeste de Nepal en las últimas horas de este viernes y que llevó al Gobierno a movilizar varias agencias de rescate para responder a la emergencia.
Según el Centro Nacional de Sismología del país, el terremoto tuvo lugar a las 23.47 (hora local) del viernes, y se originó a unos diez kilómetros de profundidad. Los distritos de Jajarkot y Rukum Occidental, en la zona oeste de Nepal, fueron los más golpeados por el terremoto, cuyo balance de víctimas aún es provisional.

Sólo en Jajarkot, la Policía confirmó al menos 98 víctimas mortales, mientras que en Rukum Occidental los datos preliminares dan cuenta de 38 fallecidos, según fuentes citadas por el periódico ‘Kathmandu Post’.

Los informes iniciales no ofrecen cifras claras de muertos o heridos en otras partes de la región montañosa, aunque se tiene constancia de al menos tres réplicas en la hora siguiente, con una magnitud de al menos 4,2 en la escala de Richter.

Videos y fotografías publicados en redes sociales mostraban a la población local escarbando en medio de la noche entre los escombros de edificios destruidos en busca de supervivientes.

Las casas de barro se derrumbaron o resultaron gravemente dañadas y los supervivientes se pusieron a salvo en el exterior, donde se escuchaban las sirenas de los vehículos de emergencia.

La sacudida llegó a sentirse en la capital de India, Nueva Delhi, situada a casi 500 kilómetros del epicentro.

El portavoz de policía de la provincia de Karnali, Gopal Chandra Bhattarai, explicó a laagencia de noticias Afp que habían desplegado un amplio dispositivo de fuerzas de seguridad para ayudar en las tareas de búsqueda y rescate.

«El aislamiento de los distritos hace difícil que llegue la información», señaló. «Algunas carreteras quedaron bloqueadas por el daño, pero estamos intentando llegar a la zona a través de rutas alternativas».

El hospital del distrito se llenó de residentes que traían a personas heridas por el terremoto.

Solidaridad de India

El primer ministro nepalí, Pushpa Kamal, se desplazó a la zona afectada después de expresar «su profunda pena por el daño humano y físico causado por el terremoto».

Su homólogo indio, Narendra Modi, se dijo «profundamente entristecido» por la pérdida de vidas. «India se solidariza con el pueblo de Nepal y está preparada para extender toda la asistencia posible», agregó.

Nepal se ubica en una importante falla geológica donde la placa tectónica india empuja hacia arriba a la placa euroasiática, formando los Himalayas, y donde son habituales los terremotos.

Casi 9.000 personas fallecieron en Nepal en 2015 cuando un sismo de magnitud 7,8 sacudió el país y destruyó más de medio millón de hogares.

La sacudida destruyó o dañó casi 8.000 escuelas, dejando a casi un millón de niños sin clases.

También destruyó cientos de monumentos y palacios reales, incluidos sitios del valle de Katmandú que figuraban en el Patrimonio Mundial de la Unesco, en lo que supuso un grave golpe al turismo.

Se estima que las pérdidas económicas del desastre fueron de 7.000 millones de dólares.

En noviembre de 2022, seis personas murieron en otro terremoto de magnitud 5,6 en el distrito de Doti, cerca de Jajarkot.

Usuarios indios en redes sociales señalaron entonces que habían notado el temblor en las ciudades septentrionales de Lucknow y Patna.

Deja tus comentarios...

Descubre más desde

Suscríbete ahora para seguir leyendo y obtener acceso al archivo completo.

Seguir leyendo