Los excrementos le están llegando al cuello al oficialismo. Tendrán todo el dinero del narcotráfico y la corrupción, pero perdieron el respaldo del pueblo, así los sigan chantajeando con la miserable bolsa de comida, el miserable sueldo que devengan y los miserables bonos que reciben, mientras altos funcionarios, civiles y militares y los enchufados se dan la gran vidota, en camionetas importadas sin sanciones, haciendo negocios con bodegones y combustible. Y por supuesto, con el mundo democrático en contra.

La larga novela de la extradición de Alex Saab terminó en pataletas del régimen, levantándose de la mesa de diálogo en México, dándole una patada como muchacho malcriado a los gobiernos de Noruega y el país azteca, a la Unión Europea y Estados Unidos y por supuesto, a la oposición, de la que se burlan por enésima vez. Todo un circo para seguir atropellando las normas electorales en vísperas de una elección marcada por el ventajismo, el peculado de uso y la indiferencia del poder electoral. Pidiendo observación internacional que pudiera llegar el 21 de noviembre cuando ya todo el mal está hecho. Las bardas en remojo de Maduro, golpeadas brutalmente por las sanciones y la manifiesta y gigantesca incapacidad para solucionar los gravísimos problemas que vive la colectividad nacional, pasaron de castaño a oscuro con la detención del colombiano nacionalizado venezolano y al que le elevaron a rango diplomático cuando ya estaba detenido en Cabo Verde.

Pero a Portuguesa la tocó la desesperación del régimen. El jueves pasado una comisión de Conatel visitó a Astro 97.7, cuyo propietario es el candidato de la unidad democrática en Ospino, el licenciado Carlos Barrios. En esa emisora tienen programas Geremías Colmenárez, el abanderado del PSUV, el actual alcalde Carlos Molina, Carolina Vega, jefa de campaña a pesar de que es directora regional del Ministerio de Agricultura, los concejales del PSUV, los aún alcaldes Alirio Bonilla y Otoniel Meléndez y tenía Carlos García, cuando no había huido de Guanarito. Levantaron el informe sin anomalías e irregularidades que fue presentado este lunes a Caracas. Y el viernes arrasaron con Genial 89.9 en Guanare, cuya concesión es de Roberto Antonio Delgado y le robaron todos los equipos, incluyendo algunos que pertenecían a la Diócesis de Guanare. Los programas de entrevistas tienen invitados de todos los colores y uno de sus moderadores, es candidato a concejal por la MUD, el colega Miguel Enrique Villavicencio. Pero a Óscar Novoa le molestaba que Genial fuera la caja de resonancia de los problemas de barrios y urbanizaciones, de caseríos y parroquias del municipio y eso era plomo parejo, exigiendo soluciones. El Alcalde de Guanare, ya había retirado las cuñas y reiteradamente amenazaba al director con lo que al fin llegó: CONATEL. Con eso puede Novoa, que algún día pagará con cárcel los daños que ha ocasionado al patrimonio municipal y a la ciudad. Con lo que no va a poder es con el enorme desprecio que tiene este pueblo del municipio capital contra el peor burgomaestre que ha pasado por esta ciudad.

Las campañas sucias ya las están promoviendo. Dividieron la oposición en algunos municipios como en el caso de Guanarito, el despelote en Boconoíto, para mencionar dos casos aberrantes. Pero no se escapan del desprecio popular. Los actos de instalación de los comandos de campaña de Primitivo Cedeño en Guanare y en la zona sur de Acarigua, mostraron las evidentes e irreconciliables fracturas a lo interno del PSUV. Dirigentes molestos y algunos obligados, cuya arrechera se les ve en la cara, cuando ya no sienten el calor y el entusiasmo de antes, por el abandono al que han sumergido al pueblo y éste les está pagando con la misma moneda, como dice la ranchera “Sota de Copas” de José Alfredo Jiménez: “luego serviste desprecio, yo te pagué con traición”.

Tienen el peor candidato que haya presentado el partido rojito en estos 21 años de robolución, con un pobre discurso, que se cree que es un reggaetonero divo, que tiene el mandado listo como parece, pero cuidado que “las cartas de la baraja tienen mucho parecido con alguna de las gentes, tú eres la sota de copas, muy bonita cantinera, pero se te van los clientes”.

Ay mañana, como dijera Papaíto Candal. Como cantara Alí Primera: “si gana la misma gente, tamos jodíos otra vez”.

IVÁN COLMENARES

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *