Cañicultores viven mal momento ante la falta de combustible y la llegada de las lluvias

La Sociedad de Cañicultores del Estado Portuguesa destacó que sus agremiados hacen todos los esfuerzos posibles por cosechar la caña de azúcar que aun queda en los campos, a pesar de las limitaciones que las precipitaciones atmosféricas recientes han presentado.

A través de su cuenta oficial en la red social Twitter, señalaron que quedan por cosechar unas 200 mil toneladas en el campo. «El esfuerzo de nuestros cañicultores en cosechar sus tierras, quizás unas 200 mil toneladas que quedan en campo, se ha visto limitado en las últimas 48 horas por las lluvias acontecidas en Portuguesa».

Además, expresaron su preocupación por la falta de combustible para operar la maquinaria agrícola y trasladar sus cosechas a los centros de procesamiento.

«No ha sido fácil para los agricultores en general, producir en este año, por las fallas en el suministro de combustible sumado a los eventos climáticos que, han golpeado significativamente, la cosecha de otros rubros de importancia económica».

Deja tus comentarios...