Este jueves, un edificio colapsó en Palma de Mallorca, España, hecho en el que hubo un saldo de cuatro muertos y 27 heridos.

En la planta baja de la estructura se encontraba el restaurante Medusa Beach Club, el cual, de acuerdo a reportes de lugareños, llegó hasta el sótano.

Al momento se estima que hay 10 personas atrapadas entre los escombros.

Las primeras investigaciones apuntan a que la primera planta se vino abajo y consigo la planta baja, que no soportó el peso, por lo que ambas plantas acabaron derrumbadas en el sótano.

 

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *