El talentoso chipilín guanareño Taim Karouni Nadim sueña con ser una gran estrella del fútbol. Tiene ocho años y pertenece a la escuela del Centro Social Italo Venezolano, donde entrena bajo las órdenes del profesor José Corrales, quien lo define como un jugador bastante completo. El niño confiesa que: “Me encanta este deporte y en todos los juegos me encomiendo a Dios, gracias a los principios y valores que me ha inculcado mi papa Chedy”.

Se desempeña como lateral derecho, con gran calidad para cerrar bien los espacios y dijo que el Mundial mereció ser ganado por Argentina. “Mostraron calidad, garra, personalidad y contundencia. Bien merecido este campeonato para ellos, que coloca en la cima a Lionel Messi”, agregó Karouni, quien cursa tercer grado en el Colegio Sagrado Corazón de Jesús y es fiel admirador del portugués Cristiano Ronaldo.

 

 

Deja tus comentarios...

Descubre más desde

Suscríbete ahora para seguir leyendo y obtener acceso al archivo completo.

Seguir leyendo