La exvicepresidenta de la Comisión de Nacional de Primarias, María Carolina Uzcátegui, desestimó los ataques que han surgido por parte de dirigentes de la derecha venezolana tras revelar las crecientes deficiencias de este proceso electoral organizado por un sector de la oposición.

Uzcátegui, quien recientemente señaló la imposibilidad de garantizar un proceso primario que sea confiable, auditable y seguro, sostuvo que quienes le atacan «no lo hacen contra mis argumentos porque son irrefutables».

«Me atacan en lo personal y es el precio que debo pagar por hacer lo que la clase política de este país ya no hace, que es decir la verdad al pueblo venezolano», afirmó.

Ratificó las críticas en torno a la decisión de colocar el 38% de los centros de votación en casas y locales privados: «Ya basta de sobreponer los intereses personales por encima de los ciudadanos y este es el único argumento que me impulsa a pagar el precio de decir la vedad», enfatizó.

Deja tus comentarios...

Descubre más desde

Suscríbete ahora para seguir leyendo y obtener acceso al archivo completo.

Seguir leyendo