Una situación irregular se vivió ayer en la estación de servicio de Píritu, en el municipio Esteller, contra un ciudadano de nombre Anderson González; quien había amanecido en la estación desde el viernes para surtir gasolina y estada en la cola de número 8.

Según relatan los usuarios en redes sociales el día siguiente, cuando abrieron la estación de servicio, un funcionario que aparentemente es de la Policía Nacional Bolivariana de nombre Pedro González, autorizó la entrada de 25 carros, por encima de los que estaban en la cola y  no dejaron pasar al ciudadano que estaba de número 8.

Esta situación generó bastante inconformidad entre los que estaban haciendo la cola para surtir el combustible y entonces la policía procedió a detener al ciudadano que protestó de manera airada el abuso cometido; la gente presente trató de impedirlo.

La poblada exigía su liberación “No es ningún delincuente y no ha  cometido ningún delito”.

El policía engaño al ciudadano pidiéndole que fuera a pagar y cuando se disponía a hacerlo, lo esposó junto a él y lo introdujo en un negocio que la gente estuvo a punto de destruir.

Deja tus comentarios...

Descubre más desde

Suscríbete ahora para seguir leyendo y obtener acceso al archivo completo.

Seguir leyendo