Un grupo de cirujanos estadounidenses es el primero en el mundo en implantar el corazón de un cerdo genéticamente modificado a un humano, un paciente que no podía recibir un trasplante tradicional debido a su condición médica. La operación se realizó el pasado viernes, comunicó este 10 de enero el Centro Médico de la Universidad de Maryland (EE.UU.). 

Pasados ya tres días de la intervención quirúrgica experimental a la que fue sometido, David Bennett, de 57 años, asegura sentirse bien.

AP informa que el cerdo fue sometido a un procedimiento de modificación de genes para que no dispusiera de un tipo de azúcar que lleva a un rápido rechazo por el organismo humano. “Este trasplante de órgano demuestra por primera vez que el corazón de un animal genéticamente modificado puede funcionar como un corazón humano, sin un rechazo inmediato por parte del cuerpo”, reza el comunicado del centro médico. 

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *