Miles de franceses se congregaron esta noche en la Plaza de la Concordia de París para recibir a «Les Bleus», orgullosos de su selección a pesar de la derrota y de la desorganización de los homenajes a la llegada, con varios cambios de planes entre la Federación y el Gobierno.

Recién aterrizados de su vuelta desde Catar, los jugadores galos subieron a un autobús que los llevó directamente al corazón de la capital, para poder saludar a sus aficionados desde el balcón del emblemático Hotel Crillon

Deja tus comentarios...

Descubre más desde

Suscríbete ahora para seguir leyendo y obtener acceso al archivo completo.

Seguir leyendo