La enfermedad celíaca es una patología multisistémica, autoinmune y de base genética, que no solo afecta el aparato gastrointestinal sino que puede afectar a todos los sistemas, porque se genera una respuesta inmunitaria de defensa ante la exposición al gluten generando anticuerpos que dañarán a las células intestinales

A pesar de que la enfermedad celíaca está subdiagnosticada, la estadística mundial indica que cerca de 1% de la población posee genes relacionados a esta condición médica.

“Hasta un 90% de ese 1% no está diagnosticado”, debido a que los síntomas son tan variados, que es difícil hacer la correlación clínica, además que muchos desconocen la gran variedad de síntomas extraintestinales, advierte desde su consultorio la doctora Mayra Martínez, inmunológico clínico.

La especialista en enfermedad celíaca destaca que se puede presentar de diferentes maneras bajo dos clasificaciones: la sintomática (clásica) en la que el paciente presenta distensión abdominal, diarrea, dolor, gases, reflujo, pérdida de peso, estreñimiento, entre otros; y la no clásica que se presenta con manifestaciones extraintestinales: dolor articular, caída de cabello, dolores musculares, demencia, depresión, litiasis renal, fibromialgia, cirrosis, taquicardia, migraña, y puede coexistir con otras patologías autoinmunes.

 

Enfermedad celíaca

 

“Es una patología con diversos síntomas, que puede debutar como otra patología autoinmune, a la cual, a pesar de un abordaje adecuado, persisten los síntomas, e incluso refractaria a tratamiento. Esa es la característica principal de la celiaquía en nuestro país”, ante esta situación clínica, al menos se debe sospechar, afirma la doctora Martínez.

“La celiaquía hoy está asociada a más de 1.300 síntomas, de hecho creo que ya hay una última publicación donde ya hace relevancia de 1.800 síntomas y no son precisamente gastrointestinales”, apunta.

Respecto al gluten afirma que perfectamente se puede vivir sin él, pues es una proteína con bajo aporte nutricional, solo brinda elasticidad y firmeza a los productos finales, además el gluten, está relacionado al síndrome del intestino permeable, condición que puede traer un paso de bacterias a la sangre y promover una endotoxemia metabólica que activa al sistema inmunológico promoviendo la inflamación.

La doctora Martínez celebró la aprobación del anteproyecto de la Ley Celíaca en nuestro país, ya que es necesario, establecer políticas que apoyen al etiquetado correcto de los productos que no contienen gluten o trazas de este, “ya que la contaminación cruzada sigue siendo para muchos una exageración por parte de los médicos que trabajamos en esta patología, desconociendo el daño inmensurable que puede causar en un individuo genéticamente susceptible”.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *