La periodista de la cadena de noticias CNN, Sara Sinder, quien el pasado 11 de octubre, había informado que en Kfar Aza, en el sur de #Israel, encontraron bebés y niños decapitados por #Hamas, se retractó.

La difusión sobre la supuesta decapitación de 40 niños, fue difundida en directo por Sinder, basada en declaraciones de la oficina del primer ministro israelí Benjamín Nethanyahu, afirmando que se habían encontrado bebés y niños pequeños decapitados en el kibutz.

Sin embargo, el gobierno israelí ahora dice que no está seguro que los bebés fueron decapitados en el ataque de Hamás.

“Ayer, la oficina del Primer Ministro israelí dijo que había confirmado que Hamás decapitó a bebés y niños mientras estábamos en directo.

El gobierno israelí dice hoy que NO PUEDE confirmar que los bebés fueron decapitados.

Necesitaba tener más cuidado con mis palabras y lo siento”, escribió Sara Sinder en su cuenta Twitter/X. En otra publicación, la copresentadora de la edición matutina de CNN News Central, comunicó “Yo diría que fuimos engañados.

Voy a informar sobre lo que digan los jefes de gobierno. Eso es lo que dicen nuevas organizaciones. No quiere decir que sea cierto pero es noticia lo dijeron y tuvieron que retractarse. En ese mismo informe noté que #Hamás negó los actos, pero nadie aquí se queja de eso”.

Deja tus comentarios...

A %d blogueros les gusta esto: