El presidente de la República, Nicolás Maduro, expresó su rechazo «absoluto» a que el país «se vuelva a polarizar» de una manera «negativa, excluyente» y «confrontativa», y aseguró que la población quiere que se consolide «la paz» y «la tolerancia».

«Rechazamos que se vuelva a polarizar el país de esa manera negativa, excluyente, confrontativa, rechazo absoluto a eso, a los fascistas. Dile no a los fascistas y a las fascistas», dijo durante un acto transmitido por el canal estatal VTV.

El jefe de Estado aseguró que hay un consenso entre los ciudadanos sobre «la necesidad de consolidar la paz, la convivencia, la tolerancia» y «el diálogo».

«Pretenden sembrar un discurso fascista de odio, de venganza, para dividir a Venezuela y justificar la violencia otra vez, la guarimba (protesta). No más guarimba, no más odio, no más división. Sí a la paz, sí a la armonía, sí a la convivencia», expresó.

El pasado martes, Maduro denunció que «quieren sembrar el fascismo» en la nación, mediante el uso de la «mentira, del odio y la violencia», si bien no especificó a quiénes responsabiliza de estas acciones.

Esta denuncia del mandatario se produjo un día después de que ofreciera «toda la protección» a políticos opositores víctimas de amenazas.

Aseguró que el oficialismo «jamás» ha usado la violencia, y reiteró que en su Gobierno son «gente de paz, gente de diálogo».

Deja tus comentarios...

Descubre más desde

Suscríbete ahora para seguir leyendo y obtener acceso al archivo completo.

Seguir leyendo