Por Froilan Sanchez

Hubo un poeta que dijo, cito “Una vez la verdad y la mentira se encontraron, y la mentira le dijo a la verdad, hoy tenemos un hermoso día y la verdad dudando de la mentira, se asomó a la ventana y vio que la mentira decía la verdad, luego la mentira le dijo a la verdad, detrás de aquellas colinas hay un hermoso lago, y la verdad incrédula de la mentira fue y se dio cuenta que la mentira decía nuevamente la verdad, seguidamente la mentira toca el agua del lago y le dice a la verdad, que buena está el agua para bañarse y la verdad tocó el agua y vio que la mentira seguía diciendo la verdad y acepto bañarse en el lago junto con la mentira. Pasado un tiempo la mentira salió del agua y se vistió con la ropa de la verdad, cuando la verdad salio se dio cuenta que ya su ropa no estaba, al llegar al pueblo todo el mundo se avergonzó y le dio la espalda a la verdad”. La moraleja de esta historia, es que siempre preferimos una mentira disfrazada de verdad, que una verdad al desnudo.
Comencé con ese mensaje, porque aunque aquí se diga que ganó el Psuv, es una mentira disfrazada de verdad y la verdad al desnudo es que el sistema de votación fue el mecanismo que se utilizó para sesgar la intención de voto. Dar como primera opción al elector, votar por la tarjeta de un partido y no por los candidatos, era el disfraz perfecto para ocultar los nombres de los seres más rechazados en este país y en este estado. Votar cruzado, como querian la mayoría de la gente, era casi imposible, teniendo en cuenta que los electores, no tuvieron la oportunidad de practicar directamente en las máquinas.
Hubo otra persona que dijo, “Las dictaduras no convocan elecciones para perderlas, hacen lo que sea para ganar”. El uso de los poderes del Estado para inhabilitar candidatos, fue una de esas acciones desesperadas para reducir electoralmente a la profesora Antonia Muñoz, el problema de abastecimiento de combustible al que sólo tenían acceso ilimitado, los candidatos del partido de gobierno, disparó la abstención al 60%, debido a la imposibilidad de la gente de movilizarse para ejercer su derecho al elegir. Todo fue un plan bien orquestado, como los que hacen los delincuentes antes de atracar un banco, toman todas las previsiones, para no dejar evidencias, solo que en esta oportunidad no se robaron dinero, sino que se robaron sueños, esperanzas de cambio y un mejor futuro para nuestro estado, lo del dinero lo dejaron para cuando asuman los cargos.
Sigo pensando que los gobiernos malos no son elegidos por los pocos que votan, sino que los eligen los muchos que dejan de votar. Hoy ya hay 4 alcaldías en poder de líderes que se echaron al hombro a sus propios candidatos a la gobernación. Señores candidatos de la MUD y de la Alianza Democrática, no comentan la insensatez de atribuirse liderazgos que no tienen, aquí la única que se demostró un fuerte liderazgo fue Antonia Muñoz, que con 4 candidatos inhabilitados en municipios con mucha población electoral como Araure y Turen y otros más modestos como Agua Blanca y San Genaro, demás de 5 tarjetas bloqueadas en Guanare, logró más de 33 mil votos a puro pulmón.
Recuerden que en la política no hay muertos, sino malos enterrados, si no me creen, pregúntenle a Valmore, a Jovito, a Carlos y hasta a el mismo Oswaldo.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Abrir chat
Hola | portuguesaaldia.com La Plataforma Informativa de Portuguesa Pone a tu disposición Los Planes y Servicios de Publicidad

¿En qué podemos ayudarte?