La Comisión Especial que Identificará el Alcance y las Responsabilidades de las Confesiones de Donald Trump contra Venezuela, recogerá firmas de las víctimas de las agresiones y medidas coercitivas unilaterales del gobierno de los Estados Unidos contra el país, a fin de consignarlas ante los organismos internacionales.

Así lo informó el presidente de la comisión, diputado Pedro Infante (PSUV/Dtto. Capital), quien explicó que el bloqueo estadounidense y la situación actual de la Fundación Simón Bolívar, adscrita a Citgo, impiden atender a niñas y niños que requieren trasplantes de médula ósea para salvar sus vidas.

Infante resaltó que tienen listo 90% del informe final, el cual será entregado a la Directiva del Parlamento Nacional en aras de determinar los responsables de estos hechos. Además, indicó que las consecuencias de los ataques del gobierno norteamericano tienen el rostro social. “Cuántas escuelas, hospitales, niños, tratamientos y vacunas dejó de adquirir el Estado para atender al pueblo por culpa del bloqueo y las sanciones”, preguntó.

Agregó que los integrantes de la instancia parlamentaria investigarán esta operación que desarrolló el gobierno del expresidente Donald Trump, cuyo objetivo principal era el colapso económico y político de Venezuela, planteado como estrategia.

Señaló que EE.UU. intentó destruir la industria petrolera y deteriorar la capacidad de ingreso económico del país a través del ataque a la moneda, a la banca venezolana y al acceso al sistema Swift (Sociedad para las Comunicaciones Financieras Interbancarias Internacionales), entre otras acciones que tenían el objetivo de derrumbar la economía.

Aseveró que con la reducción de los ingresos de Venezuela se vendría abajo el sistema social, la capacidad de atención del sistema educativo, la salud, el equipamiento de hospitales, rayos x, tomógrafos; así como la capacidad de producción alimentaria e importación de alimentos para afectar el consumo calórico del pueblo venezolano.

Reiteró que estas acciones buscaban destruir tanto el Sistema Eléctrico Nacional, a través del saboteo al agua potable, como la vida social del Poder Popular, con la intención de levantar al pueblo bolivariano contra el Gobierno Revolucionario y producir, de esta manera, el colapso político, la usurpación de funciones, la presentación de instituciones paralelas como el tribunal supremo, la AN en desacato y el nombramiento de responsables de Venezuela ante el mundo para generar así la teoría del Estado fallido.

Finalmente, Infante dijo que esta estrategia imperial no contó con el apoyo del pueblo consciente y movilizado. A su vez, indicó, el presidente Nicolás Maduro tuvo el coraje y la valentía para hacer respetar a Venezuela ante el mundo a través de las distintas instancias internacionales como la Organización de las Naciones Unidas (ONU), entre otras.

Deja tus comentarios...

Descubre más desde

Suscríbete ahora para seguir leyendo y obtener acceso al archivo completo.

Seguir leyendo