Ocho familiares y asistentes del líder de la banda criminal de Los Choneros, José Adolfo Macías Villamar, alias ‘Fito’, cuya fuga de una cárcel ecuatoriana desató una ola de violencia en ese país, fueron detenidos la noche de este jueves en el exclusivo barrio Country del Golf, en las afueras de la ciudad argentina de Córdoba, informan medios locales.

Según fuentes del Ministerio de Seguridad del país citadas por La Nación, entre los aprehendidos figuran la esposa del ‘Fito’, Mariela Peñarieta, de 48 años, y tres de sus hijos: Michelle Macías Peñarieta, de 21; Ilse María Macías Peñarieta, de 12, y Lian Sejam Macías Peñarieta, de 4. Junto a ellos, fue detenido un sobrino del fugitivo, un amigo de la familia y una empleada doméstica. En las próximas horas, los arrestados serán llevados a la capital del país, Buenos Aires, y deportados a Ecuador.

La detención se llevó a cabo en el marco de un operativo conjunto entre cuerpos de élite de la Policía de Córdoba y de fuerzas nacionales e involucró el apoyo aéreo de un helicóptero policial.

La investigación, a cargo de la Fuerza Policial Antinarcotráfico (FPA) y de la Inteligencia Criminal de la Policía de Córdoba, comenzó hace cuatro días, cuando se recibió información sobre el posible paradero de los familiares del criminal, y se pudo confirmar, mediante el trabajo de agentes de civil en el barrio Country del Golf y escuchas telefónicas, que estas personas habían alquilado una casa grande en el lugar. Tras ello, la ministra de Seguridad, Patricia Bullrich, y su homólogo provincial, Juan Pablo Quinteros, ordenaron la preparación del operativo.

La esposa de Macías Villamar está siendo vinculada al asesinato del fiscal ecuatoriano César Suárez Pilay, quien investigaba la toma del canal TC Televisión. Según reveló el exministro del Interior y expresidente de la Asamblea Nacional del país, José Serrano Salgado, recibió información de que el fiscal asesinado este miércoles había hecho un requerimiento urgente para que se le hicieran llegar los expedientes fiscales o investigaciones que existieran contra la mujer.

La fuga de ‘Fito’ de la Cárcel Regional, en la provincia de Guayas, donde cumplía una condena de 34 años de prisión por asesinato y delitos relacionados con la delincuencia organizada, se conoció el pasado 7 de enero.

El hecho generó el caos en el país, con motines carcelarios, la toma de un canal de televisión, secuestros de policías, incendios de automóviles y otros actos violentos, lo que llevó al presidente Daniel Noboa a decretar el estado de excepción y a reconocer que existe un «conflicto armado interno» en el país.

Mientras, Macías Villamar sigue prófugo y lo último que se conoce sobre su paradero es un informe de la inteligencia colombiana, según el cual estaría buscando esconderse en Perú y, posteriormente, en Bolivia.

Deja tus comentarios...

Descubre más desde

Suscríbete ahora para seguir leyendo y obtener acceso al archivo completo.

Seguir leyendo