Al menos 56 personas fueron detenidas el martes por saqueos a supermercados en distintos de Argentina, Buenos Aires, y que según las autoridades de Argentina fueron incitadas a través de las redes sociales con el fin de desestabilizar.

El ministro de Seguridad bonaerense, Sergio Berni, detalló que al anochecer se produjeron intentos de robo “de manera coordinada” en centros comerciales de los suburbios de Moreno, José C. Paz y Escobar. Uno de los supermercados fue arrasado y los asaltantes le prendieron fuego, según imágenes de la televisión local. No se informó de heridos ni víctimas.

“No tengo dudas que ha sido organizado”, afirmó el funcionario en rueda de prensa en la madrugada del miércoles. “Después de un bombardeo durante todo el día incitando a estos episodios de violencia. Hay gente que tiene la estupidez de pensar que cuanto peor mejor”.

Argentina se encuentra en medio de una campaña electoral rumbo a los comicios generales de octubre, mientras el país registra una tasa de pobreza del 40% y que va en aumento de la mano de una inflación interanual del 113,4%, de acuerdo a la última medición de julio.

El fin de semana se registraron episodios similares en las provincias de Córdoba, Mendoza y Neuquén. Muchos negocios de los barrios de Once y Flores de la capital — característicos por sus tiendas de ropa a precios económicos — alteraron sus rutinas el martes por temor a saqueos.

Los alcaldes de otros municipios de Buenos Aires también denunciaron que durante toda la jornada circularon mensajes y noticias falsas sobre saqueos. La propagación de estos rumores llevó a los comerciantes a bajar las persianas antes del horario de cierre por temor a los robos.

Berni detalló que algunas de las personas detenidas serán acusadas de “robo en poblado y banda”, delito que tiene una pena de 15 años en prisión.

Más temprano, la portavoz de la presidencia Gabriela Cerruti denunció que estos episodios fueron instigados por seguidores del candidato ultraderechista Javier Milei, de La Libertad Avanza, quien se perfila como uno de los favoritos para las elecciones presidenciales luego de obtener la mayor cantidad de votos en las primarias del domingo 13 de agosto.

“No importa el signo político: los gobernadores en todas las provincias han advertido que son acciones políticas y criminales instigadas desde este sector”, expresó Cerruti en redes sociales. “La democracia es un bien de todos y todas, y vamos a defenderla contra estos autoritarios y violentos”.

Milei negó las acusaciones.

“Si bien la situación es delicada, ello no avala la violencia. Si entendemos que una Argentina distinta es imposible con los mismos de siempre, gran parte de la solución está cerca”, manifestó en la red social X, previamente conocida como Twitter.

Según las autoridades, la situación estaba bajo control, aunque la policía continuaba patrullando y cuatro helicópteros sobrevolaban los suburbios.

Los argentinos recuerdan como un episodio traumático los saqueos ocurridos en diciembre de 2001, en medio de la peor crisis económica, social y política que han vivido hasta ahora.

Deja tus comentarios...

Descubre más desde

Suscríbete ahora para seguir leyendo y obtener acceso al archivo completo.

Seguir leyendo