Después de sostener una fuerte discusión y perseguir hasta la muerte a su víctima, un residente de ginecología sacó un arma y asesinó a un doctor epidemiológico.

Tras cometer el crimen, el joven se encerró en su cuarto y se quitó la vida.

Fuentes indicaron que los hombres comenzaron a discutir en las afueras del edificio, uno de ellos sacó un arma de fuego y le disparó en reiteradas oportunidades al otro, dejándolo sin vida en el lugar.

El homicida, luego de asesinar al individuo se disparó.

Las víctimas fueron identificadas como el médico internista y epidemiólogo Darwin Cedeño y el residente de ginecología Miguel Añez.

Las detonaciones alarmaron a los habitantes del municipio San Francisco en el estado Zulia,  quienes de inmediato informaron sobre lo sucedido a los cuerpos policiales.

Personas allegadas a Darwin Cedeño manifestaron que era un buen médico y una persona muy sociable y amistosa.

El caso generó conmoción entre todos los trabajadores del Hospital Noriega Trigo ya que ambos médicos laboraban en el centro asistencial.

Una comisión del Cuerpo de Investigaciones Científicas, Penales y Criminalísticas se acercó al lugar para realizar el levantamiento de los cadáveres, así como iniciar las primeras indagaciones sobre el caso, reseña el diario La Verdad del Zulia.

Los sabuesos de la Policía Científica no descartan ninguna hipótesis, sin embargo, la que cobra más fuerza es la de crimen pasional, ya que se presume que ambas víctimas eran pareja y vivían juntos.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *