Desde muy temprano, Santa Claus se paró en la mencionada arteria vial

Como ya es tradición, el 1 de diciembre, Carlos Aponte, aparece muy de madrugada en la Avenida Boyacá, también conocida como Cota Mil, con su traje de Santa Claus para ofrecer saludos a los caraqueños y desearles una feliz navidad.
En la ruta del norte de la capital, el hombre, de 61 años, recibe a los citadinos para conversar y posar para fotos, en especial con niños que sus padres llevan a la escuela.

El Santa Claus caraqueño desea un mes lleno de felicidad, amor, esperanza en unión familiar.

Deja tus comentarios...

Descubre más desde

Suscríbete ahora para seguir leyendo y obtener acceso al archivo completo.

Seguir leyendo