La Organización de las Naciones Unidas para la Educación, la Ciencia y la Cultura (Unesco) declaró, este martes 14, el ciclo de fiestas y cultos alrededor de la figura de San Juan Bautista como patrimonio cultural e inmaterial de la humanidad.

La fiesta religiosa cultural se celebra cada 24 de junio en los pueblos de Curiepe y Mamporal, en el eje de Barlovento, así como en Valles del Tuy, Guarenas y Guatire, estado Miranda, entre otras entidades de Venezuela.

Los sanjuaneros lo consideran un símbolo de resistencia cultural y de libertad y un medio para evocar la memoria de sus antepasados esclavos. Sus celebraciones jubilosas comprenden repiques de tambores, bailes, narraciones, y procesiones religiosas con la estatua de San Juan Bautista.

El proceso de postulación comenzó en 2017, cuando historiadores, cultores y expertos de dicha tradición dieron inicio a una exhaustiva investigación para elaborar un expediente.

Más de 50 comunidades y cofradías de los estados Aragua, Miranda, Carabobo, Vargas y Yaracuy, así como del Distrito Capital, en coordinación con expertos del Centro de Diversidad Cultural participaron en la elaboración del documento que se entregó de manera formal en 2020 para su correspondiente evaluación.

Deja tus comentarios...

Descubre más desde

Suscríbete ahora para seguir leyendo y obtener acceso al archivo completo.

Seguir leyendo