A los Niños de hoy en su día y a los muchachos callejeros del Maracaibo de siempre


Por Douglas Zabala

Vos sabéis que. Todavía a los inicios del siglo XX Maracaibo era un entrecruce de
calles y callejones, distribuidas en una cuadricula conformada por 30 calles de
norte a sur y 23 calles de este a oeste. Todas cubiertas de piedras y arenas con
aceras de ladrillos.
Por estas áridas, polvorientas y calientes calles, caminaban hermosas damas con
vestidos al ras de los tobillos, patiquines de lustrosos zapatos negros y ataviados
con sus trajes de lino blanco. También iban y venían aguadores, vendedores de
plátanos y Pitizalé.
Ese gentío que a diario bregaban por sus movidas calles, formaban parte de una
población de treinta mil habitantes, de los cuales unos mil quinientos era
inmigrantes europeos y americanos. Calles de abolengo cultural, educativo y
comercial, fueron la calle de Las Ciencias o calle Derecha. La calle Comercio o
calle Ancha y Carabobo.
Calles populosas, las del Saladillo, como Los biombos, El Tránsito, La Paz, la calle
Aurora y Padre Añez. Del Empedrao, calle Jugo, San José, Las Rosas, Soledad,
Federación y Pacheco.
Todas ellas siempre llenas de muchachos y muchachas elevando Petacas,
Picuítas y jugando a la cuerda, hula, hula, pelota, bolita, trompos, 40 matas, y al
escondío, que hicieron de la ciudad, el maravilloso Maracaibo callejero de
siempre. Pa’ que vos sepáis.

Deja tus comentarios...

A %d blogueros les gusta esto: