Por Douglas Zabala

Vos sabéis que. Todavía a los inicios del siglo XX Maracaibo era un entrecruce de
calles y callejones, distribuidas en una cuadricula conformada por 30 calles de
norte a sur y 23 calles de este a oeste. Todas cubiertas de piedras y arenas con
aceras de ladrillos.
Por estas áridas, polvorientas y calientes calles, caminaban hermosas damas con
vestidos al ras de los tobillos, patiquines de lustrosos zapatos negros y ataviados
con sus trajes de lino blanco. También iban y venían aguadores, vendedores de
plátanos y Pitizalé.
Ese gentío que a diario bregaban por sus movidas calles, formaban parte de una
población de treinta mil habitantes, de los cuales unos mil quinientos era
inmigrantes europeos y americanos. Calles de abolengo cultural, educativo y
comercial, fueron la calle de Las Ciencias o calle Derecha. La calle Comercio o
calle Ancha y Carabobo.
Calles populosas, las del Saladillo, como Los biombos, El Tránsito, La Paz, la calle
Aurora y Padre Añez. Del Empedrao, calle Jugo, San José, Las Rosas, Soledad,
Federación y Pacheco.
Todas ellas siempre llenas de muchachos y muchachas elevando Petacas,
Picuítas y jugando a la cuerda, hula, hula, pelota, bolita, trompos, 40 matas, y al
escondío, que hicieron de la ciudad, el maravilloso Maracaibo callejero de
siempre. Pa’ que vos sepáis.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Abrir chat
Hola | portuguesaaldia.com La Plataforma Informativa de Portuguesa Pone a tu disposición Los Planes y Servicios de Publicidad

¿En qué podemos ayudarte?