(Cruz Mario Silva).- Resulta que a mediados del 2021 muchos comerciantes del municipio Araure trasladaron sus emprendimientos y negocios -tienda física- como se le conoce en el argot de las redes sociales, se mudaron a Páez, Acarigua específicamente, ya que la cobranza de los impuestos por concepto de industria, comercio y servicio en todo su territorio era “brutal”, incluso se comentaba en aquellos años que los cobradores tenían una manera desagradable y grosera  de llegar a los locales a cobrar el impuesto, lo cierto es que el éxodo de una centena de microempresarios hacia Acarigua fue muy bien recibida por el entonces alcalde Efrén Pérez, quien los exoneró y le dio plazos muertos para que se instalaran; en una ocasión le comenté: “alcalde pero la presencia de esos comerciantes araureños ¿no colapsará el sistema de servicios públicos? y él me contestó: no, porque tampoco es una desbandada de dos mil personas, en todo caso nos obliga a reorganizar desde el Plan de Desarrollo Urbano, debido a que muchos de ellos no entienden que cancelar los impuestos es una obligación, hay comerciantes que tienen por norma evadir los tributos, con el cuento que el gobierno no arregla las calles, el agua potable no llega con regularidad y no se cuanta vaina más”. Sobre ese punto, evasión de impuesto, hay mucha tela que cortar y primer retazo de esa tela es la incultura impositiva del contribuyente, el segundo retazo el uso de esos recursos por el Estado venezolano y el tercer pedazo de tela, es el poco conocimiento de las personas sobre el pago oportuno de los aranceles, en ese orden celebro la aprobación de la Ley Orgánica de Coordinación y Armonización de las Potestades Tributarias de los estados y municipios, que entre otras cosas establece rebajas de al menos 30% en el impuesto sobre actividades económicas industriales comerciales, servicios y de índoles similar a los contribuyentes que desarrollen actividades permanentes de saneamiento, mantenimiento o mejoras en espacios del municipio. También la ley refleja la vigencia mínima de 3 años a las licencias o autorizaciones para el desarrollo de actividades económicas industriales comerciales y servicios, este instrumento, en palabras del presidente de la Asamblea Nacional, Jorge Rodríguez: “viene a poner orden para proteger al cuidado de a pie, al joven que única un emprendiendo, a los comerciante, empresarios y alcaldes”. Este si es un punto muy importante: proteger a los alcaldes, yo agregaría a los gobernadores también, por lo que Rodríguez les exigió “a los diputados que el texto legal sea debatido, conocido e instrumentados por los alcaldes y gobernadores y no se creen falsas noticias, mentiras y manipulaciones”. Fíjense el alcance de esta ley que intenta “poner un poco más de orden en los impuestos municipales y regionales”, tal como lo señaló el vicepresidente de la comisión de Economía,  Finanzas y Desarrollo Nacional de la AN: Nicolás Maduro Guerra, Nicolasito. El texto legal recién aprobado de la misma forma establece que la alícuota del impuesto municipal no podrá ser superior al 3% de los ingresos brutos obtenidos, igualmente  el mínimo tributario anual para este impuesto no podrá ser superior al equivalente en bolívares de 240 veces el tipo de cambio de la moneda de mayor valor  publicado por el BCV, entre otros bondades que conlleva la referida ley.

[email protected] twitter: @periodistacruz Facebook cruzmariosilva instagram @cruzmariosilvacasanova 04145545584

Araure, 19 de julio del 2023

Deja tus comentarios...

Descubre más desde

Suscríbete ahora para seguir leyendo y obtener acceso al archivo completo.

Seguir leyendo