Yoel Pérez Marcano, en nombre del Comando Carabobo Bicentenario del Psuv, considera que la Comisión Electoral y la Dirección Nacional de esa organización política,  deben declarar nulas las elecciones internas celebrada el pasado domingo 08 de Agosto, en las que aparece como ganador el actual gobernador de Carabobo, Rafael Lacava.

Pérez Marcano declaró a El Carabobobeño que estima que esto se debe hacer, debido a las graves violaciones al reglamento, los estatutos y el Código de Etica del partido cometidas en esos comicios, mayoritariamente por gente identificada con el mandatario regional.

Según señaló, existen suficientes evidencias documentadas en las redes sociales donde se aprecia que en Carabobo, el sistema automatizado aplicado por el CNE, para la rlealización de estos comicios, se vio afectado por el desarrollo paralelo de una operación política ejecutada por el comando de campaña del gobernador Lacava y sus aliados extrapartidos.

El abogado, quien también era precandidato a la gobernación, expresó que por lo pronto el Comando Bicentenario está recopilando la información necesaria, para hacer la solicitud formal de que se anulen las elecciones internas del Psuv en Carabobo.

Dijo que en el artículo dos del estatuto que regula el proceso electoral recién finalizado, se establece que todo se debe desarrollar en el marco del respeto y la solidaridad, pero evidentemente eso no ocurrió en Carabobo.

Precisó que durante la campaña se observó que la gente de Lacava trasladaba seguidores en autobuses y camiones de un sitio a otro, para concentraciones en medio de la pandemia, pero los demás candidatos jamás pensaron que el día de las elecciones  se iba a producir un condicionamiento e inducción de la voluntad popular, por parte de este grupo.

Apuntó que toda elección tiene que ser competitiva y creíble, pues no basta que haya una urna para depositar el voto. Por eso considera que no puede ser que haya una tendencia manejando millones de bolívares para captar votos, y los demás tengan que limitarse a mandar mensajes telefónicos, cortas intervenciones en programas de radio y reunirse con grupos de electores.

“Aquí hubo una relación absolutamente desproporcionada. No existió equidad ni igualdad de oportunidades”.

Aseguró que la gente de Lacava enviaba mensajes a los electores utilizando la plataforma de Big Data, a la cual los demás candidatos no tenían acceso.

Añadió que hay denuncia de militantes que recibieron dinero para que votaran y para que manejaran las colas en los centros de votación.

Pérez Marcano indicó que como el Psuv no permitió la instalación de los puntos rojos, cerca de los centros de votación, la gente de Lacava instaló unos toldos azules desde donde se le suministraba a los electores en cola, dulces, refrescos y comida.

Además el sistema del uno por diez, se le impuso a trabajadores de organismos públicos y a empleados de contratistas.

“Es decir, toda una operación que debió costar miles de dólares”.

Insistió en que las primarias fueron diseñadas para realizarse dentro de los espacios de las Ubch, con reuniones y contactos directos, pero sin propagandas. Pero esto se alteró totalmente, con el resultado conocido.

En términos generales considera que Lacava imitó las  prácticas de la vieja política venezolana, al utilizar recursos financieros, logísticos y de alimentación de dudosa procedencia, así como personal de la gobernación y de las alcaldías bajo su control, con el fin de condicionar la voluntad libre del voto.

Esto cuestiona seriamente la legitimidad del resultado obtenido y su reconocimiento por amplios sectores del Psuv, los partidos del Gran Polo Patriótico y al chavismo en general.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *