Las reservas comerciales de petróleo bajaron duro la semana pasada en Estados Unidos, muy por encima de lo esperado por el mercado, según cifras divulgadas el martes por la Agencia estadounidense de Información sobre Energía (EIA).

En la semana que terminó el 23 de junio, las reservas comerciales de crudo estadounidenses se redujeron 9,6 millones de barriles (mb) contra los 1,5 mb que esperaban los analistas, según el consenso recabado por la agencia Bloomberg.

Las reservas se ubican en 453,7 millones de barriles.

El gobierno estadounidense, por otra parte, obtuvo otros 1,4 mb de sus reservas estratégicas, que alcanzaron los 348,6 mb.

«Entre la caída de reservas comerciales y el de las estratégicas, son 11 mb que se utilizaron, asociados a una alta demanda de gasolina en las últimas dos semanas, lo cual empujó los precios al alza», explicó a la AFP Andy Lipow, de Asociados de aceite de Lipow.

Los precios del crudo, en baja antes del informe, se dispararon: hacia las 15H40 GMT, el barril de Brent del mar del Norte para entrega en agosto ganó 2,28% a 73,91 dólares en Londres, en tanto el West Texas Intermediate (WTI) para igual mes subía 2,50% a 69,39 dólares en Nueva York.

La demanda de gasolina alcanzó los 9,3 mb diarios (mbd) en las últimas dos semanas, antes del inicio de la temporada de viajes en auto que comienza con el feriado del 4 de julio.

«La demanda de gasolina aumenta porque los precios en las estaciones de servicio son mucho menores que el año pasado», sostuvo Lipow.

Una fuerte alza de las exportaciones (de 795.000 mbd), también contribuyó a la caída de las reservas comerciales de crudo.

La producción estadounidense se mantiene estable en 12,2 mbd.

Deja tus comentarios...

Descubre más desde

Suscríbete ahora para seguir leyendo y obtener acceso al archivo completo.

Seguir leyendo