La inflación interanual en España subió inesperadamente en enero, rompiendo una racha de cinco meses consecutivos de caídas, debido al aumento de los precios de los combustibles a medida que se redujeron los subsidios gubernamentales a los carburantes, informa MarketWatch.

Este mes, el Índice de Precios de Consumo (IPC) del país se situó en 5,8 %, una décima por encima de la registrada en diciembre pasado (5,7 %), según muestran los datos preliminares publicados este lunes por el Instituto Nacional de Estadística español (INE).
El INE atribuyó la subida a los precios más altos de los carburantes y a un menor descenso en los precios del vestido y calzado. Por su parte, la tasa anual de la inflación subyacente, que excluye las categorías más volátiles, como los alimentos frescos y la energía, aumentó cinco décimas, hasta el 7,5 % en comparación con diciembre pasado.
Los datos preliminares del IPC son mayores a los pronósticos de los economistas encuestados por The Wall Street Journal, que en enero esperaban una inflación interanual del 4,9 %.
El índice general de precios había caído rápidamente en la segunda mitad de 2022, desde un máximo del 10,8 % en julio hasta el 5,7 % en diciembre. En el último trimestre del año pasado, la economía española creció un 0,2 %.
Los datos del INE llegan en un momento en el que el Banco Central Europeo se ha comprometido a subir su tipo de interés oficial medio punto porcentual esta semana, hasta el 2,5 %.

Deja tus comentarios...

Descubre más desde

Suscríbete ahora para seguir leyendo y obtener acceso al archivo completo.

Seguir leyendo